Bienestar

Evita que la endometriosis afecte tu vida

La endometriosis es una condición médica que afecta a las mujeres, especialmente durante los días de menstruación. De hecho, el 40% de ellas experimenta dolor crónico en la zona pélvica que es sumamente intenso y difícil de controlar.

Afortunadamente existen métodos naturales que puedes aplicar para disminuir la intensidad del dolor, así como cambios en tu estilo de vida que reducen significativamente los riesgos de padecer esta enfermedad.

¿Qué es la endometriosis?

La endometriosis es una afección de salud derivada específicamente del endometrio, que es el revestimiento del tejido interno del útero, el cual sirve de pared para la fijación del embrión o células que han dado lugar a la concepción. Durante la menstruación, todo el endometrio se desprende y se libera del cuerpo para luego volver a formarse y prepararse para una implantación.

Cuando una mujer sufre de endometriosis, este revestimiento se desarrolla fuera del útero y realiza su función como de costumbre, sobre todo durante la menstruación. Es aquí donde el problema ocurre, ya que la mucosa o tejido no tiene algún canal para liberarse y causa dolor pélvico crónico e insoportable.

Esta condición afecta generalmente a las trompas de Falopio, ovarios, el revestimiento de la pelvis y la superficie externa del útero.

Causas de la endometriosis

Hasta el momento los especialistas de la salud no han determinado las causas específicas del origen de la endometriosis. Sin embargo, se ha encontrado que esta enfermedad está estrechamente relacionada con factores corporales entre los que destacan:

  • Menstruación invertida: ocurre cuando los tejidos se mueven hacia arriba a través de las trompas de Falopio hasta llegar al abdomen y allí es donde el revestimiento se desarrolla. Esto puede ocurrir durante el ciclo menstrual regular.
  • Transporte de células del endometrio: puede ocurrir que células endometriales viajen por el sistema linfático y se alojen en distintas partes del cuerpo. Es un proceso similar al desarrollo de las células cancerosas.
  • Crecimiento de células de embriones: esta condición quiere decir que las células localizadas en otras partes del cuerpo como pelvis y abdomen se convierten en células del endometrio.
  • Cicatrices de cirugías: las células del endometrio pueden reaccionar luego de una incisión que se realiza en un proceso quirúrgico como una cesárea o una histerectomía.
  • Desarrollo fetal: según varios estudios se descubrió que un feto en desarrollo puede ya padecer de endometriosis, probablemente debido a un exceso de estrógenos durante la pubertad de la madre.
  • Defensas bajas: si el sistema inmunológico es deficiente puede no ser capaz de detectar, localizar y destruir las células endometriales. Se cree que puede haber relación entre el sistema inmune débil y algunos tipos de cáncer en mujeres que padecen endometriosis.
  • Genética: aunque este factor aún no ha sido comprobado por la medicina, se dice que una mujer corre el riesgo entre 5 y 7 veces más de contraer endometriosis si algún familiar cercano a ella la padece.
  • Estrógenos: en el siclo menstrual los estrógenos se encargan de engrosar el revestimiento uterino, lo cual puede aumentar las posibilidades de sufrir endometriosis, sobre todo cuando se tienen niveles altos de esta hormona en el organismo.

Alivia el dolor crónico de la endometriosis de forma natural

En los casos de endometriosis menos graves no existe necesidad de recetar hormonas o realizar intervenciones quirúrgicas. En cambio, los médicos sugieren el consumo de fármacos analgésicos para aliviar el dolor. Sin embargo, esto puede tener efectos negativos causando dependencia a los medicamentos.

Las plantas naturales son un método efectivo para aliviar el dolor gracias a sus propiedades analgésicas, antiinflamatorias y calmantes. Además, tienen un coste bajo y brindan una relajante sensación de bienestar. Aquí te contamos cuáles son algunos tés que ayudan a aliviar los síntomas leves de endometriosis.

·        Té de cúrcuma

Esta especia altamente valorada en la cocina y en la medicina oriental es muy utilizada para prevenir y tratar enfermedades inflamatorias y autoinmunes. Sus propiedades provienen de la curcumina, que es su principal compuesto.

Para preparar este té debes hervir dos tazas de agua, agregar 1 cucharadita de cúrcuma y 1 cucharadita de jengibre en polvo, miel y jugo de limón al gusto. Bebe una taza una vez al día hasta que el dolor desaparezca.

·        Té de jengibre

Esta raíz es perfecta para aliviar las náuseas, calambres pélvicos, dolor e inflamación a causa de la endometriosis. Se le conoce por ser un excelente antimicrobiano, por lo que es perfecto para tratar gripes, resfriados, malestares respiratorios y estomacales.

El té se prepara hirviendo 2 tazas de agua junto a una cucharada de jengibre rallado y se mantiene en el fuego durante 10 minutos, luego se filtra y se le añade miel al gusto. Toma 2 o 3 tazas de este té al día.

·        Té de manzanilla

Sus propiedades antiinflamatorias alivian los síntomas molestos de la endometriosis. Además, por ser diurético ayuda a liberar la presión en la vejiga.

Sirve una taza de agua hirviendo y agrégale 2 cucharaditas de manzanilla seca, deja reposar durante 5 minutos, filtra el té, añade miel al gusto y bebe 2 o 3 tazas durante todo el día para disminuir las molestias de la endometriosis.

Esta condición puede ser tratada con éxito con remedios naturales. Toma nota de ellos y aprovecha las propiedades de la cúrcuma, el jengibre y la manzanilla para aliviar este molesto dolor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.