Estrés y cáncer: ¿sabes qué relación tienen?

La ciencia confirma que existe una relación entre el estrés y el diagnóstico de diferentes enfermedades, y el cáncer es una de ellas. De hecho, algunas investigaciones recientes apuntan al estrés como una de las principales causas del cáncer cerebral.

Según estudios publicados por la Universidad de Dalian en China, en el que se realizaron observaciones y análisis sobre el estrés crónico, se ha demostrado que esta condición tiene una influencia en el desarrollo de células cancerígenas en áreas como los senos y el cerebro. Esto, además, ha logrado establecer una relación influyente entre los riesgos de padecer cáncer y los problemas psicológicos.

Relación entre enfermedades

El sistema inmunológico se ve afectado por los niveles de la hormona conocida como cortisol, necesaria para mantener en óptimas condiciones las defensas del cuerpo. Esta hormona también está relacionada con el estrés.

El exceso de cortisol interrumpe la actividad suprarrenal hipotalámica-hipofisaria, debilitándola y generando la liberación descontrolada de hormonas. Esto puede lograr un debilitamiento en el sistema inmune, permitiendo la entrada de agentes que pueden desencadenar tumores.

¿Existen maneras de disminuir el estrés?

La mejor manera de aliviar el estrés y evitar las consecuencias que puede desencadenar sobre el organismo es realizar cambios en el estilo de vida. Procura que sean cambios adaptados a tus gustos, pero con carácter significativo para que influyan directamente en el organismo.

Es importante que puedas llevar una dieta saludable y equilibrada, ya que los desórdenes alimenticios son frecuentes ante los altos niveles de estrés. Si además consumes alcohol y cigarrillos, y llevas un estilo de vida sedentario, puedes estar sentando los pilares para el surgimiento de varios tipos de cáncer.

Dieta rica en antioxidantes

Tener una dieta rica en alimentos antioxidantes es un gran apoyo para el cuerpo, dado que las propiedades de este tipo de alimentos ayudan a depurar el organismo de radicales libres y excesos que circunden en el organismo.

La  mayoría de los alimentos ricos en antioxidantes son conocidos como grandes relajantes naturales por su diversidad de nutrientes y minerales, que no solo optimizan las funciones en el cuerpo, sino que también mejoran el humor y el estado de ánimo.

Un ejemplo de alimentos completos o que complementan una dieta sana son los ricos en vitamina C. Es conocido desde hace tiempo que esta vitamina es una gran aliada para la prevención del cáncer y la reducción de los niveles de estrés.

Así que, si tienes en cuenta estas recomendaciones y cambias tu estilo de vida para liberarte del estrés, podrías evitar muchas enfermedades, incluyendo el cáncer.