Nutrición

Estrategias para el control del apetito

Controlar el apetito no es tan difícil como se podría pensar. Si usted elige alimentos saludables y hace cambios en sus hábitos alimenticios, puede perder peso sin tener que controlar el hambre también. Si, además, usted practica estas pocas estrategias que se sugieren a continuación, su dieta para perder peso realmente podría ir mejor y permitirle perder peso de una manera saludable.

Vinagre de sidra y canela. Si desea controlar su apetito y evitar picos repentinos en los niveles de azúcar en la sangre, trate de consumir vinagre de sidra y canela en la mayoría de las comidas. Usted no siempre necesita azúcar antes de encontrar placer en sus comidas. Las especias y ciertos sabores pueden reemplazarlo muy bien, y esto asegurando una dieta saludable.

Coma lentamente. Incluso si tiene hambre y prisa, tomarse el tiempo para comer bien le permitirá perder peso de una manera saludable. Necesitará de 10 a 30 minutos para comenzar a sentirse lleno. Además, las horas de comida que se dan a menudo caen entre este período de tiempo. Comer rápido e incluso demasiado rápido lleva a comer en exceso. Si, además, todavía no sabe cuándo está lleno, está seguro de que acumulará comida y piensa que debe terminar su plato.

Beba agua y no líquidos calóricos. Es muy posible que no tenga hambre, sino sólo un poco de deshidratación. Si se produce deshidratación, es necesario saber cómo distinguirla del hambre. Una mala bebida para bajar de peso como las gaseosas se componen sólo de calorías líquidas. Estos a menudo causan picos de insulina. Es mejor beber agua antes de comer. Si tu hambre no desaparece, estás realmente hambriento. Sin embargo, se recomienda beber siempre 1,5 litros de agua potable o mineral al día. Puedes beber agua con sabor si lo prefieres. También considere tomar una bebida unos 20 minutos antes de cada comida para controlar su apetito.

Nunca se salte el desayuno. El desayuno es el motor para lanzar el metabolismo del día. Le indica a su cuerpo que se prepare para recibir alimentos y, por lo tanto, para quemar energía. De hecho, un estudio concluyó que las personas que desayunan tienden a tener un índice de masa corporal o IMC más bajo y un menor riesgo de enfermedad cardíaca.

Manténgase activo. El apetito no siempre es causado por su dieta de adelgazamiento muy restrictiva. De hecho, el hambre y el apetito pueden ocurrir debido a la inestabilidad de sus niveles de azúcar en la sangre. El ejercicio regular moderado, como caminar para perder peso o montar en bicicleta, puede ayudar a estabilizar sus niveles de azúcar en la sangre. El rápido aumento de los niveles de azúcar en la sangre puede aumentar el hambre. Además, trate de estabilizar sus niveles estables de azúcar en la sangre si desea controlar mejor su apetito.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.