Bienestar

Estos 11 alimentos ayudan a combatir la fatiga

Prestar atención a lo que hay en el plato puede ser una forma sana y eficaz de mantener la energía.

Tu cuerpo se alimenta de lo que le das. La mejor manera de obtener el máximo de energía de tu alimentación es asegurarte de que te das la mejor comida posible. Además de lo que comes, el momento en que lo haces también puede influir en tu energía. ¿Has notado alguna vez que te sientes desganado después de una comida o cena copiosa? Esto se debe a que su cuerpo está utilizando su energía para digerir esa gran comida en lugar de alimentar el resto de su cuerpo. La forma más fácil de evitar el coma postprandial es hacer varias comidas en pequeñas porciones a lo largo del día. Esto mantendrá su cuerpo alimentado regularmente y puede incluso ayudarle a perder peso.

  1. Semillas de chía

Incluso si no estás entrenando para una prueba de resistencia, las semillas de chía pueden ser una excelente fuente de energía sostenida gracias a su contenido en carbohidratos, grasas saludables y fibra. Dos cucharadas de chía aportan unos 24 gramos de carbohidratos y 4,8 gramos de omega 3 antiinflamatorios y saludables para el corazón.

Según un pequeño estudio realizado con seis atletas de resistencia, el consumo de semillas de chía proporciona tanta energía como las bebidas deportivas a base de carbohidratos. A diario, espolvorear unas cucharadas de semillas de chía en tu batido matutino o añadir una cucharada a tu yogur de la tarde puede darte la energía suficiente para evitar la fatiga.

Prestar atención a lo que hay en el plato puede ser una forma sana y eficaz de mantener la energía. Con el ejercicio regular y una buena dieta, se pueden mantener niveles de energía saludables durante los episodios depresivos.

  1. Optar por alimentos no procesados

Aunque una hamburguesa con queso y unas papas fritas pueden ser reconfortantes mientras las comes, su valor nutricional es bajo. Los alimentos procesados, como algunos alimentos envasados o enlatados, los dulces, las comidas en caja y las carnes precocinadas, suelen estar llenos de conservantes, aditivos, sodio, grasas trans e ingredientes artificiales que pueden frenarte.

  1. Avena

No es sólo para el desayuno. Un gran tazón de avena contiene fibra e incluso un poco de proteína. Además, es bueno para las personas que experimentan subidas y bajadas de azúcar en sangre con otros cereales procesados para el desayuno. Es mejor elegir la versión natural de los paquetes de avena instantánea, ya que no contiene azúcar adicional. Así puedes controlar lo que pones, por ejemplo, leche, un poco de miel y bayas mezcladas. Así podrás salir con más energía para pasar el día.

  1. Frutas y verduras frescas y de temporada

Cuanto más frescos son los alimentos, más nutrientes contienen. A diferencia de los alimentos procesados, que pueden ser despojados de sus nutrientes durante un período de tiempo más largo, los alimentos frescos suelen contener más nutrientes. Comer frutas y verduras de temporada significa que han madurado de forma natural.

  1. Bananas

Los investigadores compararon las bananas con las bebidas deportivas a base de carbohidratos en ciclistas que necesitaban energía sostenida para sus largas salidas. Comprobaron que la banana proporcionaba a los ciclistas tanto combustible como la bebida. Bananas, ¿verdad? Resulta que las bananas están llenas de potasio, fibra, vitaminas y la cantidad perfecta de carbohidratos para darte un gran impulso de energía natural. Además, las bananas suelen costar menos de un euro por fruta, y ese es un precio imbatible para tanta energía extra.

  1. Elija bebidas sin cafeína

La cafeína puede consumirse con moderación y se ha demostrado que tiene algunos beneficios para la salud. Aunque da un impulso a corto plazo, en realidad no proporciona energía al cuerpo. Puede que los primeros sorbos te den un empujón, pero si no le das a tu cuerpo una buena nutrición y comidas y tentempiés equilibrados, acabarás sintiéndote agotado. Si tienes que tomar tu dosis, opta por el café negro o el té sin azúcar. Los refrescos y las bebidas energéticas están llenos de azúcar refinado e ingredientes artificiales que pueden provocar un colapso y otros problemas de salud si se consumen en exceso.

  1. Vitaminas y suplementos alimenticios

Si no está obteniendo todo lo que necesita de su dieta, puede considerar tomar una vitamina diaria. Consultar a un nutricionista o a un médico homeópata puede ayudarle a iniciar un régimen de suplementos. Asegúrese de hablar con su médico sobre cualquier suplemento que esté considerando tomar.

  1. Proteína magra

Las carnes rojas adobadas con grasa añaden grasa saturada a su dieta. Las carnes más magras, como el pollo, el pavo y el pescado, siguen aportando proteínas de calidad pero contienen menos grasas saturadas. Los pescados ricos en ácidos grasos omega-3, como el salmón y el atún, pueden aportar grasas saludables para el corazón.

  1. Agua

Beber agua es esencial para el funcionamiento óptimo del organismo. Aunque el agua no proporciona energía en forma de calorías, contribuye a facilitar los procesos energéticos del organismo, lo que supone un impulso energético en sí mismo. Bebe agua a lo largo del día e intenta cambiar los refrescos, el café y otras bebidas por un vaso de agua. Este sencillo cambio puede suponer una gran diferencia, y te sentirás mejor sin darte cuenta.

  1. Cereales integrales y carbohidratos complejos

Al igual que los alimentos procesados, los carbohidratos refinados como los azúcares y la harina blanca no son muy nutritivos. Elegir alimentos integrales y carbohidratos complejos permite a tu cuerpo aprovechar al máximo la cáscara del grano, que añade fibra a tu dieta.

  1. Frutos secos y semillas

Los frutos secos y las semillas son algunos de los mejores alimentos para combatir la fatiga y el hambre. Incorporar una variedad de frutos secos y semillas a su dieta puede proporcionarle nutrientes saludables y energía. Pruebe las almendras, las nueces de Brasil, los anacardos, las avellanas, las nueces, las semillas de girasol y las semillas de calabaza. Se recomienda consumir las versiones crudas y sin sal. Y son un tentempié ideal para la media tarde.

También puede interesarle: Limón y jengibre: 2 poderosos alimentos para perder peso

Elena Ramos

Locutor - Redactor fashion Colombia Asistente de la estructura profesional de los servicios informativos.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.