Estilo de vida saludable, la clave para combatir el Alzheimer

El Alzheimer es una enfermedad neurodegenerativa que puede afectar a personas de edad avanzada, pero también a jóvenes. Su causa no ha sido determinada con exactitud, aunque se cree que puede aparecer por factores genéticos, hereditarios, ambientales o por la edad.

El indicio principal de su aparición es la pérdida de memoria ocasional, que se irá haciendo progresiva con el paso del tiempo. Debido a estos olvidos prolongados, a las personas se les dificultan las tareas cotidianas o las acciones regulares durante la jornada.

Detalles a saber sobre el Alzheimer

Es una enfermedad crónica que propicia el deterioro del sistema cognitivo de quien la padece. Esto a largo o mediano plazo puede crear un cambio en el humor y temperamento del afectado.

En consecuencia, una persona que padezca Alzheimer puede presentar diferentes trastornos de ánimo, emociones o de conducta. Pueden olvidar rostros, palabras y mostrarse muy confundidos, afectando la capacidad de razonamiento y quedando en estado de confusión o irritabilidad.

¿Puedo prevenir la enfermedad de Alzheimer?

El origen de esta enfermedad no está determinada, pero si está relacionada a ciertos agentes como la genética o factores ambientales. Cuando se lidia con una persona con posibilidad de padecer esta enfermedad, puedes ayudar a prevenirla en pro de retrasar su aparición.

Existen diferentes vías para hacerle frente y prevenir los síntomas de Alzheimer. Los más recomendados por los médicos son llevar una vida saludable y una dieta equilibrada. Y es que algunos estudios han demostrado el impacto positivo y negativo de la alimentación en surgimiento o prevención de esta enfermedad crónica.

Por ello, una alimentación saludable puede ser clave para reducir la aparición de sus síntomas y al mismo tiempo mantener el buen funcionamiento la gimnasia cerebral.

Alimentos para combatir el Alzheimer

El cerebro es el principal motor del cuerpo y necesita ser debidamente cuidado para lograr hacerle frente a los síntomas de este padecimiento. La inestabilidad en los estímulos cerebrales se puede ver afectado por radicales libres; estos pueden generar deterioro mental por el impacto negativo sobre las células.

Los alimentos ricos en antioxidantes son los más recomendados para las personas son probabilidades de padecer de esta enfermedad, así como los alimentos con propiedades depurativas. Estos son algunos de ellos.

  • Vitaminas de complejo B9 y B12: la primera la puedes conseguir en diferentes frutas como la naranja y la segunda en algunos tipos de carnes de origen animal.
  • Vitaminas C y E: aquí reluce la importancia de la naranja, limón, mandarina y kiwi, frijoles y otros granos enteros, brócoli y fresas. Se pueden acompañar las comidas con batidos naturales en base a estas frutas.
  • Omega 3: puedes conseguir este suplemento de manera natural en pescados azules como el salmón, atún o sardinas. También lo puedes conseguir en algunos frutos secos como nueces y almendras.

¿Por qué adoptar un estilo de vida saludable?

No solo es cuestión de llevar una dieta sana; también se deben incluir hábitos que sean más amables con el organismo. Los vicios y el sedentarismo, por ejemplo, promueven el desarrollo de esta enfermedad.

Los cambios que realices serán tiempo ganado contra el surgimiento del Alzheimer. Para iniciar debes hacer un espacio en tu semana para hacer entre 40 minutos y 1 hora de ejercicios. Ten en cuenta que la actividad física promueve la salud en el cerebro.

Para que vayas tomando el ritmo puedes iniciar con ciclos de 3 días a la semana como mínimo, después tú decides si quieres extender la rutina o mantenerla. Puedes probar con caminatas, ciclismo, senderismo o practicar algún deporte.

Una vida saludable promueve la buena salud, pero ante la seriedad con la que se debe abordar el tema de Alzheimer, lo recomendable es acompañar ese estilo de vida con la medicación para obtener mejores beneficios.