Esteatosis hepática: ¿qué es y cuáles son sus síntomas más comunes?

La enfermedad del hígado graso, como comunmente se le conoce, afecta a muchas personas en el mundo; se trata de la acumulación de grasa en las células del hígado. Su nombre oficial es esteatosis hepática, y afecta mayormente a los hombres entre 40 y 60 años.

Esta enfermedad comienza desde que el hígado se encuentra sano, sin afectación previa, al cual se le va acumulando la grasa. Mientras que eso pasa, aumenta también la sensibilidad a los factores que causan problemas en el hígado; ocasionando una fibrosis, o inflamación de este órgano.

Las personas que padecen de esta enfermedad, por lo general sienten una pesadez en el vientre. Esto se debe a la infiltración de triglicéridos en las células del hígado; lo que causa la acumulación de grasa en esta zona y la molestia en el adbomen.

Tipos de esteatosis hepática

Esta enfermedad se manifiesta de varias formas, debido a causas diferentes. Estos son los tipos de esteatosis:

  • Esteatosis simple: cuando la grasa se acumula en las células del hígado sin dañarlas. Esta forma es completamente benigna.
  • La esteatohepatitis puede causar daños graves como la cirrosis o la cicatrización del hígado.
  • Esteatosis hepática alcohólica: debido al consumo excesivo de alcohol. Esto lleva a un aumento significativo de los niveles de triglicéridos.

Las principales causas de la esteatosis

El alcohol y la esteatosis

El consumo excesivo de alcohol es la principal causa de la esteatosis. Este es el caso de las personas con esteatosis hepática alcohólica. El problema también puede ocurrir como resultado de una ingesta dietética demasiado rica en lípidos. Esta forma afecta a entre el 15 y el 20% de la población.

La esteatosis, relacionada con el síndrome metabólico

Los síndromes metabólicos como el sobrepeso, la diabetes, la hipertensión arterial y el colesterol alto también pueden causar esteatosis. Las personas con estos síndromes metabólicos son incapaces de regular los niveles de azúcar. Esto se llama resistencia a la insulina y aumenta el riesgo de desarrollar esta enfermedad.

La esteatosis relacionada con el uso de ciertas drogas

Tomar medicamentos como los corticoesteroides, la amiodarona y el metotrexato también puede causar la enfermedad del hígado graso. Estos medicamentos pueden inhibir el sistema inmunológico. Esto aumenta el riesgo de contraer la enfermedad. Además de la medicación, el embarazo también es un factor de riesgo para la enfermedad del hígado graso. Aunque es mortal tanto para la madre como para el niño, esta enfermedad sólo se produce en casos muy raros.

Síntomas de la esteatosis

La esteatosis no alcohólica no está asociada a ningún síntoma. Sin embargo, el paciente puede notar otros síntomas como la pérdida de apetito y la pérdida de peso. El problema también puede causar molestias en la parte superior derecha del abdomen. Otros síntomas también pueden presentarse como :

  • Ictericia de la piel y los ojos,
  • Orina oscura,
  • Hinchazón de las piernas y los pies,
  • Pérdida de memoria

¿Cómo se diagnostica esta enfermedad?

Como otros problemas hepáticos, la esteatosis es una de las enfermedades asintomáticas. El diagnóstico se hace a menudo por casualidad, durante un análisis de sangre o una ecografía de rutina. Después del descubrimiento de una anormalidad en el hígado, el doctor hace un diagnóstico mucho más profundo:

  • Palpación para descubrir el aumento de volumen del hígado,
  • Imágenes del hígado,
  • Ultrasonido con el uso de una sonda de ultrasonido. Permite identificar el aspecto brillante del hígado, una de las particularidades de la enfermedad del foie gras,
  • Una biopsia es la mejor manera de confirmar la enfermedad de hígado graso sin alcohol.

Este procedimiento consiste en hacer una incisión para llegar al hígado y extraer una muestra de tejido hepático,

Tratamiento de la enfermedad del hígado graso

El tratamiento de la esteatosis alcohólica y no alcohólica puede implicar varios pasos.

  • Actividad física regular,
  • Una dieta con frutas, verduras y especialmente menos toxinas,
  • Aplicación de medidas para controlar el equilibrio de la diabetes y reducir los niveles de triglicéridos del paciente,
  • Controlar el colesterol alto,
  • La modificación de los tratamientos farmacológicos que pueden promover la aparición de la enfermedad,
  • Una dieta de adelgazamiento para perder peso, especialmente para las personas obesas y con sobrepeso,
  • Detener el consumo de alcohol.

Tratamiento complementario

La mayoría de los especialistas rara vez utilizan drogas en el tratamiento de la esteatosis. Una opción para escapar a los posibles efectos adversos de la droga a largo plazo. Si la enfermedad no es de origen alcohólico, el médico puede recetar medicamentos. Entre ellas sólo se encuentran la vitamina E y las tiazolidinedionas, que se utilizan en el tratamiento de la diabetes.

Prevención de la enfermedad del hígado graso

La prevención de la esteatosis depende de los cambios en el estilo de vida para cuidar de la salud diaria. Cada individuo debe alcanzar y mantener su peso saludable ideal. El consumo de alimentos saludables, el ejercicio físico regular y el sueño reparador son la base. El tratamiento precoz de otras afecciones también reduce el riesgo de enfermedad.

También te puede interesar leer: Hígado sano en tiempo de coronavirus: alimentos que evitan la inflamación

 

Fuentes:

https://www.passeportsante.net/fr/Nutrition/Dietes/Fiche.aspx?doc=steatose-hepatique-diete

https://sante.lefigaro.fr/article/steatose-hepatique-quand-le-gras-rend-malade-le-foie/