Estar bajo estrés sin saberlo: síntomas que le ayudarán a identificarlo

Los síntomas del estrés pueden afectar a su salud, aunque no se dé cuenta. Puede pensar que una enfermedad le está causando dolor de cabeza, estado de ánimo irritable, insomnio frecuente, disminución de la vitalidad o disminución de la productividad en el trabajo. Pero el estrés puede ser la verdadera causa.

Efectos comunes del estrés

Los síntomas del estrés pueden afectar a su cuerpo, sus pensamientos, sus sentimientos y su comportamiento. Ser capaz de reconocer los síntomas puede ayudar a controlarlos mejor. Recuerde que el estrés incontrolado puede contribuir a muchos problemas de salud, como la hipertensión, las enfermedades cardíacas, la obesidad o la diabetes.

Síntomas comunes

En tu cuerpo
  • Dolores de cabeza
  • Dolor en el pecho
  • Tensión o dolor muscular
  • Fatiga
  • Cambio en la libido
  • Problemas de sueño
  • Dolor de estómago
En tu estado de ánimo
  • Agitación
  • Ansiedad
  • Falta de motivación o concentración
  • Sentirse abrumado
  • Irritabilidad
Sobre su comportamiento
  • Ira
  • Explosiones
  • Abuso de drogas o alcohol
  • Sobrecargando o subcargando
  • Consumo de tabaco
  • Retirada social
  • Menos actividad física

Tomar medidas para controlar el estrés

Si reconoce los síntomas del estrés, tome medidas para manejarlo mejor. Explora las estrategias de manejo como:

  • La actividad física regular
    Practicar técnicas de relajación como la respiración profunda, la meditación, el yoga, el tai chi, los masajes, la coherencia cardíaca, etc.
  • Manteniendo el sentido del humor
  • Pasar tiempo con la familia y los amigos
  • Dedique tiempo a sus hobbies, como leer un libro o escuchar música.

Sobre todo, trata de encontrar formas activas de manejar tu estrés. Las formas inactivas de manejarlo, como ver la televisión, navegar por Internet o jugar a videojuegos, pueden parecer relajantes, pero tienen el efecto contrario y contribuyen a su estrés a largo plazo.

Por último, asegúrese de dormir lo suficiente y de llevar una dieta sana y equilibrada. Evite el tabaco, el exceso de cafeína y alcohol o el uso de sustancias ilegales.

También te puede interesar leer: Mejorar el sueño: claves para dormirse en poco tiempo y toda la noche