Bienestar

Escucha a tu cuerpo: aprende a identificar 10 ruidos corporales

Tu cuerpo se comunica contigo constantemente. Sí, estamos hablando de manera casi literal, debido a que hay diferentes ruidos en tu cuerpo a los que debes prestar atención y aprender a identificar, ya que puede estar alertando sobre la existencia de alguna enfermedad.

 Crujen tus articulaciones

Esto podría identificarse como normal, ya que estos ruidos son mayormente debidos a la renovación del líquido contenido en las juntas. Sin embargo, cuando estos crujidos están acompañados por algún tipo de dolor, debes prestarle suma atención y más aún si tu edad sobrepasa los 45 años, porque puede estarse tratando de una artrosis.

Zumben tus oídos

Este ruido te dice que tu trompa de Eustaquio está congestionada o que estás sufriendo una infección. Un descongestionante puede ayudarte eficazmente con este problema.

Existe la posibilidad de que zumben tus oído, debido a la circulación de la sangre a través de la yugular y arteria carótida que pasa justo detrás de la oreja, lo que normalmente se vuelve más ruidoso cuando el oído está obstruido y no hay lugar para ruidos externos.

 Silba tu nariz

Debes tener cuidado si silba tu nariz y más si la situación empeora cuando te resfrías, ya que puede deberse a una obstrucción de pólipos.

Silban tus pulmones

Este es uno de los sonidos más alarmantes, ya que normalmente este ruido viene acompañado de una infección pulmonar, asma o bronquiolitis. Preste suma atención a este ruido si viene de los pulmones de su bebé, porque es común que se produzca cuando un niño ha tragado un cuerpo extraño.

Gorgotea tu estómago

Este sonido proveniente de tu estómago, solo debe alarmarte si viene acompañado por dolor, calambres o náuseas, puede tratarse de una obstrucción intestinal. De resto, los ruidos en tu estómago, normalmente se deben al aire atravesando el tracto digestivo o a los intestinos limpiando residuos de alimentos.

Abdomen silencioso

A pesar de lo anteriormente dicho, tu estómago debe emitir sonidos, ya que un vientre silencioso puede esconder también una obstrucción intestinal, al tiempo puede sufrir de calambres, gases y dificultades para ir al baño.

Hipo

A pesar de que a la fecha no se ha logrado descubrir que lo causa, el hipo se ha considerado como una reacción normal del cuerpo. Por esto, solo debes preocuparte si tu hipo sobrepasa las 48 horas.

Cruje tu mandíbula

Este crujido debe mandarte al médico de inmediato, debido a que podría ser un signo de disfunción de la articulación temporomandibular o síndrome de Costen. El crujir de tu mandíbula luego de un golpe también es señal de que debes visitar al médico.

Rechinan tus dientes

Este desagradable sonido suelen realizarlo aquellos que sufren de bruxismo. Estos casos el paciente debe asistir a su odontólogo para evitar estropear el esmalte de sus dientes y articulaciones.

Roncas muy fuerte

Lo que parece ser un hábito normal, puede ser peligroso si se hace de manera muy ruidosa, ya que está asociado a la apnea obstructiva del sueño o AOS. Presta atención cuando además de roncar experimentes paros respiratorios, dolor de cabeza y problemas de memoria.

Es sumamente importante consultar con tu médico si tienes alguno de estos ruidos corporales, él te ayudará a identificar una posible señal de enfermedad.

 

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.