Bienestar

¿Es bueno el chupete para los bebés?

Durante el periodo de gestación los futuros padres comienzan a afinar todos los preparativos para recibir al nuevo integrante de la familia. Esto supone la compra de muebles, ropa, juguetes y accesorios que facilitarán las tareas diarias en relación al bebé. Es en este punto que el tema del chupete entra en discusión.

Las opiniones sobre el uso de este accesorio que llega a convertirse en un calmante muy oportuno para los pequeños son reñidas e incluso dan pie a debates para determinar si es o no beneficioso. Por eso, te diremos los aspectos positivos y riesgos de darle chupete a tu hijo.

El bebé siente necesidad de chupar

Diversos especialistas explican que la acción de succionar es una necesidad fisiológica de los bebés desde antes del nacimiento y hasta los 6 meses de edad aproximadamente. De hecho es un estímulo espontáneo y ayuda a los niños a liberar endorfinas. Ya que se trata de la hormona de la felicidad, les brinda una agradable sensación de alivio y bienestar que les permite relajarse y dormir.

Luego de los 6 meses, la succión pasa a ser una necesidad emocional del bebé, por eso cuando chupa desea encontrar consuelo. De allí que es normal ver a bebés que chupan tetinas, juguetes, el pulgar o mantas.

Beneficios del chupete para los bebés

La ventaja más notoria que los padres han encontrado en el chupete es la calma que genera. Esto se debe a que al activar el reflejo de succión el bebé se relaja y deja de llorar. Por lo tanto, padres e hijos logran experimentar una sensación de alivio muy necesaria según el momento y la circunstancia en que los peques se inquietan. Además, este accesorio otorga:

  • Facilidad de alimentación a través de biberón a los pequeños prematuros.
  • Se puede abandonar una vez el niño crece, a diferencia del hábito de chupar el pulgar.
  • Es un accesorio que se puede esterilizar siempre que se considera necesario.
  • Permite estimular la rutina de sueño de los niños.
  • Previene el reflujo estomacal.
  • Un beneficio no muy nombrado del chupete es que puede proteger a los bebés de sufrir muerte súbita, debido a que al succionar se mejora la ventilación y paso de aire al cuerpo.

Riesgos del uso de chupete en los bebés

Así como el chupete aporta beneficios interesantes para los bebés, también se evidencian algunos riesgos cuando su uso es prolongado.

  • Puede causar retraso en el desarrollo y aprendizaje del lenguaje en los bebés.
  • Si no se esteriliza con frecuencia puede causar otitis y otras infecciones.
  • Compromete la adecuada lactancia de los bebés.
  • Deforma el paladar cuando su uso es excesivo.
  • En ocasiones se puede convertir en el único método calmante.

Recomendaciones para antes de usar el chupete

Si estás decidida a darle a tu bebé un chupete durante sus primeros meses de vida, asegúrate de tomar en cuenta estas recomendaciones.

  • Aunque sea un buen tranquilizante, para niños mayores de 6 meses lo mejor será hablarle, abrazarlo y jugar con él para calmar sus brotes de angustia.
  • Dale el chupete solo para ayudarlo a dormir, así tu bebé no tendrá problemas con su lenguaje.
  • Esteriliza el chupete con frecuencia y cámbialo si comienza a deteriorarse.
  • No ates el chupete al cuello del bebé; elije un clip para enganchar en su ropa.

¿En qué momento se debe suspender el uso de chupete?

Los especialistas recomiendan darles chupetes a los niños hasta los 6 meses y luego comenzar a eliminar este hábito de forma progresiva. Para evitar daños permanentes en el paladar, mandíbula y dentadura el chupete debe abandonarse definitivamente a los 3 años de edad, que es cuando brotan todos los dientes de leche.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.