Causas de enfermedades cardiovasculares en los niños

Por lo general asociamos los problemas cardiovasculares con personas adultas y no con niños, consideramos que los problemas relacionados con el corazón se presentan en personas mayores, o adultos jóvenes con problemas de alimenticios, y malos hábitos. Sin embargo, hay pacientes que se encuentran en un grupo de edad relativamente joven incluso niños. Las enfermedades cardiovasculares en los niños son multifactoriales, van desde problemas genéticos o factores circundantes.

La genética es el principal factor de problemas cardiovasculares en niños

La herencia es una de las causas de las enfermedades cardiovasculares en los niños. De hecho, ocupa un lugar bastante importante entre los factores de riesgo. Este tipo de enfermedades obviamente es muy común en pacientes relativamente jóvenes. Sin embargo, la herencia genética juega un papel preponderante en estos casos, llevando a muchos de los pacientes a una fatalidad inevitable. Solo una mutación en los genes, tiene la capacidad de causar enfermedad cardiaca.

Cuando en nuestras familias, tenemos muchos casos de muerte por problemas cardiovasculares, debería considerarse una alarma, ya que existe una alta probabilidad que alguno de nuestros niños salga con problemas cardiovasculares. Es recomendable practicarles a los niños, si se tiene sospecha de que sufre una enfermedad cardiaca, un examen de cardiopatía hereditaria para descartar cualquier anomalía.

No obstante, las enfermedades cardiovasculares en los niños, siguen siendo uan enfermedad rara, aunque tenga una predisposición genética. Entre las enfermedades cardiovasculares en niños entramos:

  • Síndrome de QT largo de jervell y lange-nielsen: A menudo se acompaña con sordera al nacer y la transmisión es autosómica.
  • El síndrome de QT largo: Es la forma más común, la transmisión es autosómica.

El sobrepeso también juega un riesgo cardiovascular en niños

El problema de sobrepeso en los niños cada vez va en aumento y es muy preocupante en países como México, Estados Unidos, y algunos países europeos. Se ha encontrado que el sedentarismo en menores es alarmante, creando niños cada vez mas obesos. La obesidad trae problemas cardiovasculares bien sea en niños o adultos, esta enfermedad no distingue edad.

Un niño obeso puede contraer presión alta, arritmia cardiaca, problemas a niveles de arterias tapadas, problemas de colesterol alto, problemas de sueño, insuficiencia cardiaca entre otras. El deber de todo padre es velar por el bienestar de su hijo, preocúpese por su alimentación, que realice actividad física, y si tiene sospechas de problemas cardiovasculares llévelo de inmediato a un médico.