Bienestar

Enfermedad de Addison: qué es, causas y tratamientos

La enfermedad de Addison es una alteración que surge cuando las glándulas suprarrenales se deterioran y dejan de funcionar. Esta afección es un poco extraña, pero potencialmente mortal, capaz de afectar a personas sin distinción de edad. Para que comprendas un poco más por qué se produce esta enfermedad, es bueno que tengas una visión general sobre sus factores detonantes, así como sus posibles tratamientos.

¿Qué es la enfermedad de Addison?

También conocida como insuficiencia suprarrenal primaria, esta es una enfermedad que hace referencia a una condición anómala caracterizada por una producción escasa de cortisol en las glándulas suprarrenales. Además, estas últimas suelen generar niveles insuficientes de aldosterona, lo que obstaculiza aún más su funcionamiento. Esto es una consecuencia del deterioro de la corteza suprarrenal.

La enfermedad de Addison fue nombrada así en honor al Dr. Thomas Addison, quien hizo su descubrimiento en el año 1849, basándose en su propio caso, ya que en ese momento padecía esta patología.

Causas de la enfermedad de Addison

Pero, ¿de dónde proviene el desarrollo de esta alteración? Fíjate en sus detonantes.

·        Infecciones

Alteraciones como el SIDA e infecciones por hongos que pueden dispersarse a las glándulas suprarrenales suelen ocasionar la enfermedad de Addison.

Por la misma razón, la tuberculosis es otro detonante, aun cuando es una infección bacteriana que tiende a afectar a los pulmones, puede llegar a otras partes del cuerpo, como a las glándulas suprarrenales. De hecho, la tuberculosis fue el principal detonante cuando el Dr. Thomas Addison descubrió la patología.

·        Enfermedades autoinmunes

Las alteraciones del sistema inmune son los principales detonantes de esta enfermedad en el 80% de los países desarrollados. Y es que el sistema inmunológico es responsable de producir anticuerpos, lo que protege al organismo ante bacterias, gérmenes y virus que causan distintas patologías.

Sin embargo, los anticuerpos pueden actuar en contra del cuerpo, destruyendo los tejidos sanos. Por lo general, esto sucede a causa de un trastorno autoinmune. En el caso de la enfermedad de Addison, el deterioro de la superficie de las glándulas suprarrenales impide que esta pueda producir suficiente aldosterona y cortisol. Como consecuencia, los síntomas de esta alteración comienzan a hacerse presentes.

Tratamiento de la enfermedad de Addison

Esta enfermedad no se puede curar; es una patología que debe monitorearse de manera diaria. Sin embargo, sí hay formas de controlar sus efectos con el propósito de evitar que propicien otras condiciones. Entre los posibles tratamientos destacan:

·        Acetato de fludrocortisona

El acetato de fludrocortisona es un mineralocorticoide oral que se ingiere una vez al día y se utiliza para sustituir la hormona aldosterona.

·        Hidrocortisona

La hidrocortisona, también conocida como glucocorticoide sintético oral, es una hormona esteroide que se usa para sustituir el cortisol y se recomienza ingerir una o dos veces al día. Sin embargo, la dosis debe aumentarse en períodos de estrés o en caso de padecer otras enfermedades como faringitis estreptocócica o gripe intestinal.

Si bien estos medicamentos no suelen tener efectos secundarios en personas que padecen la enfermedad de Addison, lo más conveniente es no exceder los límites de dosis ni el régimen de dosificación sin previa supervisión médica.

Alternativas naturales para tratar la enfermedad de Addison

Siempre con aprobación del médico puedes apoyarte en alternativas naturales como:

·        Extracto de ashwagandha

La planta ashwagandha brinda un efecto positivo en el tratamiento de la enfermedad de Addison. Su principal acción es estimular el sistema nervioso y mejorar la respuesta al estrés.

·        Jengibre

El jengibre está cargado de valiosos beneficios para el organismo. En este caso, permite aliviar los síntomas de esta patología gracias a sus propiedades calmantes. Además, puede minimizar las molestias intestinales, así como aligerar las náuseas y los vómitos. Para aprovechar sus bondades puedes consumirlo crudo o en una infusión de hierbas.

·        Champiñones y cúrcuma

Ambos productos tienen la capacidad de fortificar el sistema inmune e incrementar la producción de hormonas.

·        Té verde

Sus propiedades permiten regular las hormonas y garantizar el óptimo funcionamiento del metabolismo. Del mismo modo, el té verde puede estimular la salud del sistema inmune, protegiendo el cuerpo ante los ataques autoinmunes.

·        Borraja y ginseng

Son plantas adaptogénicas que permiten optimizar el sistema inmune, lo que ayuda a prevenir los ataques autoinmunes sobre las glándulas suprarrenales.

La enfermedad de Addison no tiene cura, pero puede tratarse para conseguir que los pacientes lleven una vida normal. Recuerda que lo más importante es que te cuides y te hagas chequeos médicos de forma periódica.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.