Guía de plantas medicinalesHomeopatíaMedicina naturalSalud

El uso del ajo, no solo en la cocina sino para la salud

El ajo o allium sativum ofrece extraordinarios beneficios, su uso es culinarios, cosmético y terapéutico. De la familia del allium, es originario de Asia central, en particular de Xinjiang, Kazajstán y Tayikistán. Esta planta herbácea ha sido ampliamente utilizada durante miles de años por los egipcios; es inmunoestimulante, antioxidante y anticancerígeno. También es una planta anticoagulante, reductora de lípidos y quelante. Combina componentes eficaces: allocina, compuestos de azufre, selenio, inulina, carbohidratos, ajoeno, aceite esencial y vitaminas (A, B, C, E).

Sus excepcionales propiedades curativas

El ajo trata naturalmente el ateroma, los calambres abdominales, los resfriados, el pie de atleta, las irritaciones gástricas y las enfermedades de la piel. Ayuda a reducir los niveles de triglicéridos y colesterol en la sangre. También se utiliza para combatir la hipertensión arterial y reducir el riesgo de enfermedades cardíacas.

Comer 3 g de ajo regularmente puede ayudar a prevenir varios tipos de cáncer (de recto, colon, cerebro, mama, garganta y estómago).

Todas las opciones disponibles para el uso del ajo en la medicina herbal

El ajo es un fiel compañero para la salud, la belleza y el bienestar. Tiene a su disposición varios usos posibles. En efecto, se comercializa en varias formas: natural, polvo, yeso, crema, loción, extracto, jabón, decocción, champú, pomada, infusión, triturado, tintura, deshidratado o aceite. Son estas vainas las que se usan para disfrutar de todos sus beneficios curativos.

Un alimento con mucho valor nutritivo.

El ajo es una hierba muy famosa y se usa normalmente en la gastronomía. Tiene un olor fuerte y un sabor bastante picante. Los efectos de esta planta en el cuerpo dependen, entre otras cosas, de cómo se prepara. Aquí hay toda una variación:

  • Pasta con ajo, fondue de queso o caramelos.
  • La flor y el tallo se pueden comer cocidos (al vapor), crudos (en vinagreta), a la parrilla o salteados meticulosamente.
  • Para dar sabor a las ensaladas, pasteles y tortillas.
  • Uso en la fabricación de mantequillas.
  • Condimento excepcional que da sabor a diferentes recetas (salsas, buñuelos, pizzas, arroz cantonés, verduras salteadas…).
  • Se usa para la maceración de barbacoas, carne asada y pescado.
  • Para el cuidado del cabello, esta planta vegetal trata con gracia la caspa, facilita el crecimiento del cabello, da volumen y lucha contra la caída del cabello.
  • ¿Causa molestias o riesgos para la salud?
  • El ajo es muy ligeramente tóxico y no presenta ningún peligro. Sin embargo, no se recomienda en los casos de porfiria, anemia y tratamiento anticoagulante. El consumo excesivo puede causar náuseas, vómitos, calambres abdominales y dolores de cabeza.

Muchas personas tampoco pueden soportar su intenso olor y a menudo resulta ser una fuente de mal aliento. En cuanto a la dosis o medida ideal, una consulta médica es esencial.

También te puede interesar leer: El ajo podría ayuda a mejorar el olor corporal, según estudio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.