El uso del ajo, no solo en la cocina sino para la salud

ajo

El ajo o allium sativum ofrece extraordinarios beneficios, su uso es culinarios, cosmético y terapéutico. De la familia del allium, es originario de Asia central, en particular de Xinjiang, Kazajstán y Tayikistán. Esta planta herbácea ha sido ampliamente utilizada durante miles de años por los egipcios; es inmunoestimulante, antioxidante y anticancerígeno. También es una planta anticoagulante, reductora de lípidos y quelante. Combina componentes eficaces: allocina, compuestos de azufre, selenio, inulina, carbohidratos, ajoeno, aceite esencial y vitaminas (A, B, C, E).

Sus excepcionales propiedades curativas

El ajo trata naturalmente el ateroma, los calambres abdominales, los resfriados, el pie de atleta, las irritaciones gástricas y las enfermedades de la piel. Ayuda a reducir los niveles de triglicéridos y colesterol en la sangre. También se utiliza para combatir la hipertensión arterial y reducir el riesgo de enfermedades cardíacas.

Comer 3 g de ajo regularmente puede ayudar a prevenir varios tipos de cáncer (de recto, colon, cerebro, mama, garganta y estómago).

Todas las opciones disponibles para el uso del ajo en la medicina herbal

El ajo es un fiel compañero para la salud, la belleza y el bienestar. Tiene a su disposición varios usos posibles. En efecto, se comercializa en varias formas: natural, polvo, yeso, crema, loción, extracto, jabón, decocción, champú, pomada, infusión, triturado, tintura, deshidratado o aceite. Son estas vainas las que se usan para disfrutar de todos sus beneficios curativos.

Un alimento con mucho valor nutritivo.

El ajo es una hierba muy famosa y se usa normalmente en la gastronomía. Tiene un olor fuerte y un sabor bastante picante. Los efectos de esta planta en el cuerpo dependen, entre otras cosas, de cómo se prepara. Aquí hay toda una variación:

  • Pasta con ajo, fondue de queso o caramelos.
  • La flor y el tallo se pueden comer cocidos (al vapor), crudos (en vinagreta), a la parrilla o salteados meticulosamente.
  • Para dar sabor a las ensaladas, pasteles y tortillas.
  • Uso en la fabricación de mantequillas.
  • Condimento excepcional que da sabor a diferentes recetas (salsas, buñuelos, pizzas, arroz cantonés, verduras salteadas…).
  • Se usa para la maceración de barbacoas, carne asada y pescado.
  • Para el cuidado del cabello, esta planta vegetal trata con gracia la caspa, facilita el crecimiento del cabello, da volumen y lucha contra la caída del cabello.
  • ¿Causa molestias o riesgos para la salud?
  • El ajo es muy ligeramente tóxico y no presenta ningún peligro. Sin embargo, no se recomienda en los casos de porfiria, anemia y tratamiento anticoagulante. El consumo excesivo puede causar náuseas, vómitos, calambres abdominales y dolores de cabeza.

Muchas personas tampoco pueden soportar su intenso olor y a menudo resulta ser una fuente de mal aliento. En cuanto a la dosis o medida ideal, una consulta médica es esencial.

También te puede interesar leer: El ajo podría ayuda a mejorar el olor corporal, según estudio