Bienestar

Túnel carpiano: qué es este síndrome, causas y cómo tratarlo

Repentinamente puede aparecer una molestia en los dedos de la mano, que pueden también afectar la mano completa e incluso el brazo; si no sabes qué causa el malestar y empieza a empeorar es muy probable que se trate del síndrome del túnel carpiano.

¿Qué es el síndrome del túnel carpiano?

El síndrome del túnel carpiano se produce porque ocurre un «aplastamiento» en el nervio; involucrando al túnel que hay en la muñeca, al cual lo atraviesa el nervio media y los nueve tendones flexores de los dedos que salen del antebrazo.

No hay una causa exacta y directamente relacionada con la aparición del túnel carpiano, pero sí hay varias condiciones que podrían promover su aparición:

  • la hinchazón de los tendones que resulta en un aumento de la presión nerviosa.
  • La presencia de tenosinovitis: inflamación de la vaina que cubre los tendones.
  • Fracturas o dislocaciones.
  • Patologías (diabetes, enfermedad de la tiroides, artritis reumatoide e insuficiencia renal).
  • Muñeca que permanece doblada durante mucho tiempo.
  • Engrosamiento de la unión transversal del carpo.
  • La presencia de lipomas, fibrolipomas y quistes articulares.
  • Factores hormonales (durante el embarazo, pre-menopausia).
Síntomas del túnel carpiano

Los síntomas comunes de esta enfermedad son: hormigueo, picor y dolor, los cuales pueden comenzar desde el antebrazo hasta la mano. Estos síntomas pueden darse de manera simultánea o empezar por aparecer un debilitamiento en esta extremidad; también puede aparecer un entumecimiento o pérdida de sensibilidad en los dedos.

Si estos síntomas aparecen, hay que visitar un médico para que revise y haga el correcto diagnóstico.

Los resultados de las pruebas que haga el especialista, van a determinar el tipo de tratamiento al que debe ser sometido el paciente, estos son algunos:

  • Tipo farmacológico:

    AINES (medicamentos antiinflamatorios no esteroideos), como la aspirina, la sal de lisina ketoprofeno, el ibuprofeno, etc.
    Diuréticos para reducir la hinchazón.
    Corticosteroides (cortisona).

  • Terapia quirúrgica

    Restauración o eliminación de alteraciones comprometedoras.

  • Terapias físicas:

    Electroanalgesia con TENS y terapia de láser con acción analgésica (reducción del dolor).

  • Ejercicios terapéuticos de varios tipos.

También te puede interesar leer: Consejos Prácticos para Controlar la Colitis o Síndrome del Intestino Irritable

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.