Té verde: Regula la glucemia y controla la diabetes

Té verde para ayudar al cuerpo a regular mejor el azúcar en la sangre. Investigadores chinos de Haifeng Ye de la East China Normal University de Shangai, han probado la eficacia de algunas células, fabricadas en el laboratorio, que contienen una especie de «interruptor»; este último sería activado por la bebida o por un extracto de la misma. La investigación apareció en la revista Science Translational Medicine.

El té verde actuaría como un activador celular, que una vez dentro del cuerpo mejoraría el control del azúcar en sangre y por lo tanto la respuesta a la diabetes tipo 1 y 2. Esto se debe al ácido protocatecúico contenido en sus hojas y transmitido a la bebida. Las pruebas fueron realizadas por investigadores chinos en monos y ratones.

Una vez activadas, las células liberarían algunas hormonas efectivas para controlar el azúcar en la sangre, la insulina y la hormona gastrointestinal GLP-1. Los beneficios del té verde, sin embargo, van mucho más allá de la activación de este compuesto celular. En los últimos años han aparecido varios estudios sobre las propiedades curativas del té verde.

Uno de ellos hizo hincapié en la capacidad del té verde para ayudar al cuerpo a mejorar su respuesta a la insulina, a la vez que ayuda a evitar picos peligrosos en el nivel de azúcar en la sangre. También se considera eficaz para reducir los riesgos asociados con diversas formaciones tumorales (colon-recto, pulmones, mama, próstata y ovarios).

Una de las propiedades curativas asociadas al té verde es, por ejemplo, la de un acelerador metabólico, útil para consumir más calorías y reducir así cualquier condición de sobrepeso. No sólo eso, su particular riqueza en antioxidantes ayuda a combatir el envejecimiento y preservar la buena salud del sistema cardiovascular.