Salud

El tabaquismo es la principal causa de cáncer de vejiga

Cáncer de vejiga: El tabaquismo está tan relacionado con el cáncer de pulmón que a veces olvidamos que otros tipos de cáncer, especialmente el de vejiga, también están fuertemente asociados a este mal hábito.

El humo del cigarrillo contiene alrededor de 4.000 sustancias químicas. Se ha demostrado que al menos 60 de ellos son cancerígenos. Dado que los pulmones están en estrecho contacto con estas sustancias, es lógico que las células de este órgano sean las más expuestas a estos compuestos cancerígenos y, por tanto, las que corren más riesgo de convertirse en cancerosas.

Este aumento del riesgo de cáncer causado por el tabaquismo es absolutamente increíble: ¡los fumadores tienen un riesgo de cáncer de pulmón aproximadamente un 2000% mayor que los no fumadores! En la práctica, el tabaquismo es responsable del 85% de los cánceres de pulmón, por no hablar de que uno de cada cuatro fumadores se verá afectado por la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (enfisema), una enfermedad muy grave relacionada con la exposición prolongada al humo del cigarrillo.

Cáncer de vejiga: el tabaquismo causa directamente el 65% de estos cánceres

El cáncer de vejiga es mucho menos conocido que el de pulmón, pero es una enfermedad muy asociada al tabaquismo. Numerosos estudios han demostrado que los fumadores tienen entre dos y tres veces más probabilidades de desarrollar un cáncer de vejiga, y el 65% de todos los cánceres de vejiga en los hombres son consecuencia directa del tabaquismo.

La comunidad científica sospecha de dos moléculas presentes en el tabaco. Se cree que la 2-naftilamina y el 4-aminobifenilo están presentes en altas concentraciones en la orina de los fumadores y que causan daños importantes en las células del revestimiento de la vejiga. Como es de esperar, cuanto más tiempo se fume, mayor será el potencial de estas moléculas para dañar las células de la vejiga y provocar cáncer.

Los resultados de un estudio publicado en la revista del Instituto del Cáncer de EE.UU. confirman la estrecha relación existente entre la duración del tabaquismo y el desarrollo del cáncer de vejiga. Al comparar los historiales médicos de 1.171 fumadores y 1.413 no fumadores, los investigadores observaron que los fumadores habituales tenían cinco veces más probabilidades de padecer este cáncer que los no fumadores.

Un riesgo que aumenta año tras año

Curiosamente, también encontraron diferencias considerables en los aumentos de riesgo cuando se separaron los distintos cánceres según los años en los que se diagnosticó el cáncer. Por ejemplo, mientras que en el periodo 1994-1998, los fumadores tenían un riesgo 2,9 veces mayor de padecer cáncer de vejiga, este riesgo aumentó a 4,2 veces en 1998-2001 y a casi 6 veces en 2001-2004. En otras palabras, el tabaquismo no sólo aumenta significativamente el riesgo de padecer cáncer de vejiga, sino que el aumento del riesgo ha sido aún más drástico en los últimos años.

Los cigarrillos, cada vez más cancerígenos

¿Son los cigarrillos cada vez más cancerígenos? Algunos estudios sugieren que sí. Por ejemplo, entre 1968 y 1985, la concentración de carcinógenos como la 2-naftilamina o la 4-(metilnitrosamino)-1-(3-piridil)-1-butanona aumentó en 59% y 44% respectivamente. Otra posibilidad es que la reducción de alquitrán y nicotina en muchas marcas de tabaco anime a los fumadores a inhalar más profundamente, aumentando así la absorción de carcinógenos.

Se necesitan más estudios para comprender mejor este fenómeno, pero sean cuales sean las causas de este aumento de la toxicidad, la conclusión del estudio sigue siendo la misma: no fumar o dejar de fumar es, por mucho, la mejor manera de prevenir todos los cánceres, incluido el de vejiga.

También puede interesarle leer: Reduce el riesgo de aparición del cáncer colorrectal en un 40%