Nutrición

Sauna: su uso frecuente reduce el riesgo de un ataque al corazón

El uso regular del sauna se asocia con un menor riesgo de muerte por enfermedades cardiovasculares. El riesgo disminuye en hombres y mujeres de 50 años o más, según un estudio reciente publicado en la revista BMC Medicine.

Investigadores de la Universidad de Finlandia Oriental y de Jyväskylä descubrieron un dato muy importante sobre la mortalidad por enfermedades cardiovasculares y el uso de sauna.  La mortalidad de quienes usan sauna cuatro a siete veces por semana era de 2,7 ataques cardíacos mortales por cada 1.000 personas por año; esto en comparación con los 10,1 ataques cardíacos por cada 1.000 personas por año que sólo lo hacían una vez por semana. El profesor Jari Laukkanen dijo: «Un importante hallazgo de esta investigación es que el uso regular del sauna se asocia con un menor riesgo de muerte por ataques cardíacos en mujeres y hombres de mediana edad.

El sauna baja la presión sanguínea y estimula el corazón como un esfuerzo físico.

El profesor Laukkanen añadió: «Hay varias razones posibles por las que el uso del sauna puede reducir el riesgo de muerte. Nuestro equipo de investigación ha demostrado en estudios anteriores que su uso está asociado con menor presión sanguínea. Además, se sabe que provoca aumento de la frecuencia cardíaca, igual que durante el ejercicio físico de intensidad baja a moderada. »

45 minutos de sauna por semana

La incidencia (número de casos nuevos) de mortalidad cardiovascular durante el período de estudio también disminuyó; esto al aumentar el tiempo de permanencia por semana. Para aquellos que pasaron más de 45 minutos por semana en el sauna, la incidencia total fue de 5,1 por cada 1.000 personas, mientras que la incidencia fue de 9,6 para aquellos que pasaron menos de 15 minutos por semana.

Los autores evaluaron el uso del sauna mediante un cuestionario de autoinforme y luego verificaron las muertes por causas cardiovasculares con los registros de los hospitales y centros de salud, los certificados de defunción y los informes forenses de los 1.688 participantes.

Al comienzo del estudio, la edad media de los participantes era de 63 años y el 51,4% eran mujeres. Los datos para este estudio prospectivo se reunieron entre 1998 y 2015 y el tiempo medio de seguimiento fue de 15 años. Debido a la naturaleza de observación del estudio, no es posible explicar claramente los vínculos causales entre el uso del sauna y la reducción de los accidentes cardiovasculares mortales.

 

Fuente:

Tanjaniina Laukkanen et al, Sauna bathing is associated with reduced cardiovascular mortality and improves risk prediction in men and women: a prospective cohort study, BMC Medicine (2018). DOI: 10.1186/s12916-018-1198-0

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.