Nutrición

Lo que debes saber sobre el Romero y la prevención del cáncer

El romero es una planta muy utilizada en la cocina, tanto a nivel doméstico como en grandes restaurantes. Pero también, es muy conocido por sus propiedades medicinales, otra razón por la que es tan conocido y utilizado en muchas partes del mundo. Y es que, incluso ha sido objeto de estudios científicos que han corroborado sus efectos protectores frente a diferentes tipos de cáncer, entre ellos el de colon.

Planta virtuosa

Cuenta con propiedades antioxidantes muy altas, ayuda a fortalecer la memoria, es capaz de combatir bacterias y de contribuir en tratamientos contra el cáncer. Su uso y consumo se remonta a los antiguos griegos, que fueron los primeros en descubrir la potencialidad de esta planta para fortalecer la memoria y la salud de nuestro cerebro.

Hay diferentes maneras de consumir el Romero, debido a la forma en cómo se extrae y esto puede incidir en los distintos efectos que produzca. Se puede ingerir por medio de infusiones, té, extractos y aceites.

El Romero y el cáncer

COmo hemos comentado, diversos estudios se ha demostrado que esta planta tiene un poder realmente alentador, preventivo y curativo frente a esta enfermedad, y que se trata de no solo uno, sino de varios tipos de cáncer. Podríamos incluir en la lista el de mama, páncreas, próstata, colon, cérvix, hígado, ovarios, vejiga, pulmón, y a leucemia.

Las investigaciones son cada vez más precisas y pueden dar resultados puntuales, como por ejemplo el hecho de que se haya encontrado que cuando la concentración de ácido carnósico es mayor, su uso fue más efectivo frente a las células de cáncer de hígado, logrando disminuir la viabilidad celular de 83 a 2.5%.

Ideal frente a la prevención

El ácido carnósico y el carnosol, cuentan con propiedades antioxidantes y son los responsables de que el romero sea efectivo en la prevención del cáncer. La vitamina D también juega un papel fundamental en la prevención de esta enfermedad. Investigaciones diversas señalan que funciona fortaleciendo el sistema inmune del organismo.

La buena noticia es que, el ácido carnósico y el carnosol del romero se pueden conjugar con la acción de la vitamina D para ayudar a eliminar las células cancerosas de forma mucha más efectiva.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.