Guía de plantas medicinalesMedicina naturalSalud

El muérdago es una solución milagrosa para la salud

El muérdago es una planta terapéutica sinónimo de defensas naturales e inmunidades para el cuerpo. Esta hierba también se conoce como corcho, madera de Santa Cruz o verde manzana. Es originaria de Europa occidental y se clasifica en la familia de las viscáceas o loranthaceae. Se le dio el nombre científico de Viscum album hace mucho tiempo. Contiene un número suficiente de componentes activos eficaces: alcaloides, lignanos, colina, saponinas, lectinas, ácidos (cafeico, amino y fosfórico). También contiene minerales (vitamina C, magnesio, hierro, potasio).

Alojamientos terapéuticos del muérdago

Su magia funciona principalmente en la desaceleración del proceso de cáncer o en caso de hipertensión arterial mayor.

Gracias a sus prestaciones terapéuticas, puede:
  • Participar en la preservación de la salud de nuestro corazón mientras se protegen las células del sistema cardiovascular y se limpian los vasos sanguíneos.
  • Regula los trastornos premenstruales o menstruales y los genes que se les atribuyen (sofocos, retención de agua, náuseas). De hecho, el muérdago es un excelente regulador de la hormona femenina. Esta planta favorece el tratamiento de la secreción blanca.
  • Cura la tos ferina.
  • Eliminar o reducir los dolores y molestias (garganta, dolor de cabeza).
  • Trata a los pacientes con arteriosclerosis.
  • Calma los síntomas de la tos.

Todas las formas a las que se puede acceder en la fitoterapia

En la fitoterapia, el muérdago es conocido por sus propiedades curativas concentradas en las hojas y tallos jóvenes. Estas últimas se modulan en forma de cápsulas, macerado de glicerina y tintura madre. También se dispone de otros preparados: extractos fluidos, extractos acuosos (40 gotas tres veces al día), decocciones, vinos, maceraciones, tés de hierbas, inyecciones y polvos. Trata las grietas y la congelación (en cataplasma).

El famoso muérdago: beneficios y dosis

Es una hierba sagrada con virtudes extraordinarias. En efecto, procura plenamente efectos hipotensivos, purgativos, inmunoestimulantes, antiescleróticos y antiespasmódicos. Es bueno para todo el organismo y asegura su buen funcionamiento.

  • La infusión se prepara a partir de una mezcla de agua (1 l) y flores secas (1 c con azúcar). Frecuencia de consumo: de 1 a 3 tazas por día.
  • El vino: dejar macerar 40 g de hojas y 1 l de vino blanco durante al menos 24 horas. La preparación debe tomarse tres veces al día durante 15 días, renovable cada mes.
    Para el uso en un baño, se pueden utilizar 30 g/l de agua.

Todas las precauciones necesarias

No se recomienda el muérdago durante los primeros 3 meses de embarazo y durante la lactancia. La proporción de muérdago merece una atención especial y es probable que dependa del asesoramiento de un médico especialista. Porque contiene componentes ultratóxicos que pueden causar daños importantes: disfunción nerviosa, problemas digestivos, graves trastornos cardiovasculares, depresión neuromuscular, congestión de los órganos abdominales, parálisis y paraplejia.

También te puede interesar leer: Limón y jengibre: 2 poderosos alimentos para perder peso

Publicidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.