El matrimonio es bueno para el cerebro

El matrimonio es bueno para el cerebro, según investigadores de la Universidad de Michigan. Cabe aclarar que el estudio no aplica a las personas que viven en “unión libre”.

El matrimonio es bueno para el cerebro. Un estudio de la Universidad Estatal de Michigan, publicado en The Journals of Gerontology, encontró que las personas casadas son menos propensas a sufrir demencia cuando envejecen. En contraste, las personas divorciadas, especialmente los hombres, tienen el doble de probabilidades de desarrollar demencia que las personas casadas.

Para lograr estos resultados, los investigadores involucraron tanto a personas casadas como solteras, separadas, divorciadas, cohabitantes y viudas, para un total de más de dos mil sujetos mayores de 52 años de edad. Entre ellas, las divorciadas tenían el mayor riesgo de demencia.

«Esta investigación es importante porque el número de adultos solteros en los Estados Unidos continúa creciendo, a medida que la gente vive más tiempo y sus historias matrimoniales se vuelven más complejas«, dijo Hui Liu, que coordinó el estudio. «El estado civil es un factor de riesgo y protección social importante pero descuidado para la demencia«, añade.

Los investigadores también encontraron que los diferentes recursos económicos sólo explican en parte el mayor riesgo de demencia entre los encuestados divorciados, viudos y solteros, pero no pudieron explicar por qué parece haber un mayor riesgo en la cohabitación o unión libre.

Además, los factores relacionados con la salud, como los malos hábitos y las afecciones crónicas, han influido ligeramente en el riesgo entre los divorciados y las parejas casadas, pero no parecen influir en otros estados maritales. «Estos resultados serán útiles para los responsables de la políticas públicas y profesionales de la salud, que buscan identificar mejor a las poblaciones vulnerables y diseñar estrategias de intervención eficaces para reducir el riesgo de demencia», afirma el investigador.

¡No todo en el matrimonio es malo, quizás su pareja lo esté salvando