BienestarSalud

El lapacho y sus virtudes terapéuticas: ¿Cómo funciona?

El lapacho o pau d’arco es un árbol muy extendido en Sudamérica. Pertenece a la familia Bignoniaceae. Su nombre científico es Handroanthus impetiginosus o Tabebuia impetiginosa o Tabebuia avellanedae. Desde hace varios años, ocupa un lugar importante en el campo de la fitoterapia. Además, contiene muchas sustancias activas que están en el origen de sus virtudes. Entre ellas figuran las naftoquinonas como el lapachol, las cumarinas y los saponósidos.

Propiedades e indicaciones en la fitoterapia

Vigorizante e inmunoestimulante

El lapacho tiende a fortalecer las defensas del cuerpo. Entre otras cosas, mejora la respuesta del sistema inmunológico a los patógenos y otras formas de agresión externa. También actúa como tónico general en casos de baja energía o fatiga crónica. Restaura la energía y la vitalidad del cuerpo.

Antimicrobiano, antiviral y antimicótico

Este árbol con virtudes terapéuticas permite luchar eficazmente contra las patologías de origen bacteriano, viral, parasitario y fúngico. Entre estas infecciones, podemos distinguir entre el lirio de los valles, la tuberculosis, las erupciones herpéticas o la leishmaniosis. También se puede utilizar para tratar enfermedades de las vías respiratorias como la bronquitis, la rinofaringitis y la gripe.

Antiinflamatorio y analgésico

El pau d’arco ayuda a tratar varias enfermedades inflamatorias. Es particularmente eficaz en el tratamiento de inflamaciones del sistema digestivo, la vejiga o el cuello del útero.

Terapia anticancerosa

Varios estudios demuestran la eficacia de esta planta en el tratamiento de los tumores malignos. Se utiliza, por ejemplo, en el tratamiento del cáncer de hígado, colon, mama y estómago.

Otras indicaciones

El lapacho está indicado en caso de:

  • Problemas de la piel: heridas y psoriasis
  • Enfriamiento
  • Inicio temprano de los síntomas del envejecimiento celular
  • Trastornos nerviosos y declive cognitivo

Formas farmacéuticas

En las farmacias o parafarmacias, el lapacho se presenta en forma de té de hierbas, extractos secos, polvo, tintura madre, ampolla y cápsula.

Recomendaciones de uso y dosificación

La dosis varía según la forma utilizada y el efecto deseado.

Para una decocción, se debe llevar a ebullición una cantidad de 1 cucharadita de corteza seca y 1 taza de agua. Cocine a fuego lento durante 3 minutos y añada una infusión de 15 minutos, luego filtre. Consume hasta 4 tazas en un día.

Para el polvo de corteza, la dosis recomendada es una cucharadita al día. Mezclar el polvo con una bebida (zumo de fruta o leche vegetal) en cada toma.

En cuanto a la tintura madre y las ampollas bebibles, deben ser diluidas en un vaso de agua en cada dosis. La dosis habitual es:

  • Tintura: 25 a 30 gotas 3 veces al día.
  • Ampolla: 1 ampolla a la hora de la comida

En cuanto a las cápsulas, recomendamos tomar de 3 a 6 cápsulas repartidas a lo largo del día.

Razones para la precaución

El uso del lapacho está contraindicado para las mujeres embarazadas y lactantes. También se debe tener cuidado con las personas que se someten a tratamiento anticoagulante.

También te puede interesar leer: La Moringa Oleifera: el Árbol Milagroso para la salud

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.