El lado oscuro de la nueva vacuna contra el Covid

El suero desarrollado por las compañías farmacéuticas BioNTech y Pfizer debe ser almacenado y transportado a -75 grados: «Significa que podría estar fuera del alcance de dos tercios de la población mundial».

Las temperaturas de congelación necesarias para almacenar y transportar la vacuna anti-covid de las compañías farmacéuticas BioNTech y Pfizer significan que hasta dos tercios de la población mundial podrían estar fuera de su alcance. Esto fue revelado en un estudio de DHL, una importante empresa de transporte. El estudio «enfría» el énfasis dado al anuncio de los prometedores resultados preliminares de los ensayos clínicos del suero anti-Covid desarrollado por el gigante farmacéutico estatal en asociación con los laboratorios alemanes de Biontech.

La posible vacuna debe almacenarse a -75 grados centígrados

La posible vacuna, que podría inducir una respuesta inmunológica en el 90% de los casos, debe almacenarse a -75 grados centígrados y administrarse en dos dosis separadas con un intervalo de unas tres semanas. En los países ricos esto significaría que probablemente se distribuiría en hospitales o centros especialmente construidos en lugar de en farmacias o en el consultorio del médico de cabecera local. Para los países pobres – sin suministros de electricidad fiables o infraestructura para mantener las vacunas a esa temperatura de congelación – podría significar que no se entregan en absoluto.

Un libro blanco de la compañía de logística DHL publicado en septiembre encontró que se necesitarían «medidas extraordinarias» para distribuir una vacuna congelada en más de 25 países – que cubren sólo un tercio de la población mundial – que actualmente tienen la capacidad de almacenarla. » En la actualidad, gran parte de África, América del Sur y Asia no pueden abastecerse fácilmente en gran escala debido a la falta de capacidad logística de la cadena de frío adecuada para los productos de la ciencia de la vida».

Pfizer y BioNTech han intentado resolver estos problemas diseñando cajas de envío reutilizables del tamaño de una maleta que puede almacenar entre 1.000 y 5.000 dosis de vacunas a temperaturas bajo cero durante un máximo de 10 días. Esto podría aliviar el atasco en la distribución, pero es poco probable que elimine completamente los problemas, dejando potencialmente a miles de millones de personas esperando otra candidata a vacuna que pueda almacenarse a temperaturas más suaves, como una posible vacuna desarrollada por Johnson & Johnson que debe enviarse congelada, pero que puede almacenarse a las temperaturas típicas de refrigeración durante varios meses y requiere sólo una dosis, facilitando su distribución en los países más pobres.

Vacuna contra el covid: frenar la euforia

Además, si bien el comunicado de prensa de Pfizer ha encontrado un terreno fértil en la emocionalidad de una humanidad que espera una vacuna, hay que sopesarlo con la realidad: lo único que se sabe es que -durante el ensayo clínico del suero- el virus se propagó más entre un grupo de personas no vacunadas que entre las que habían recibido la segunda dosis de la vacuna hace una semana. Sin embargo, las cifras -un total de 94 casos de infección propagados en la gran mayoría, pero no totalmente, entre personas no vacunadas- siguen siendo pequeñas, y no hay certeza de una duración temporal de la inmunidad.

También puede interesarle leer: Covid-19, la melatonina podría ser la base de un nuevo tratamiento