El ibuprofeno podría afectar la fertilidad y hormonas masculinas

Un estudio realizado por investigadores del Inserm ( Francia) muestra que la ingesta sostenida de ibuprofeno induce en los hombres jóvenes un desequilibrio hormonal; este se encuentra habitualmente en los hombres mayores y se denomina «hipogonadismo compensado».

Esta situación se debe a los efectos negativos del ibuprofeno en la producción de testosterona y en la producción de otras dos hormonas testiculares. Estos resultados se publican en las Actas de la Academia Nacional de Ciencias.

El ibuprofeno, que puede adquirirse sin receta médica, es una de las drogas más utilizadas en la población. Este analgésico antiinflamatorio se utiliza en particular para los dolores de cabeza y de dientes, los dolores crónicos, las afecciones gripales, la fiebre, así como para ciertas enfermedades reumáticas. Además, numerosos estudios indican que el ibuprofeno es utilizado ampliamente por los atletas, a menudo como automedicación o bajo la presión de su entorno profesional.

Este nuevo estudio de los investigadores del Inserm, que ya han demostrado los potenciales efectos deletéreos de la aspirina y el paracetamol sobre el testículo humano adulto y del ibuprofeno sobre el desarrollo testicular durante el embarazo, estudió varios aspectos :

  • Un ensayo clínico en el que participaron 31 voluntarios deportivos varones de 18 a 35 años de edad, la mitad de los cuales tomaron ibuprofeno;
  • Cultivos de fragmentos de testículos humanos expuestos al ibuprofeno a partir de muestras relacionadas con acciones terapéuticas o de donación de órganos;
  • Y cultivos de una línea celular humana inmortalizada.

Ibuprofeno: disminución de los niveles de testosterona

Los resultados del ensayo clínico muestran que cuando los hombres se exponen al ibuprofeno, los niveles de la hormona pituitaria llamada hormona luteinizante (HL) aumentan bruscamente, ya que esta hormona desempeña un papel fundamental en el control de la producción de testosterona. Este aumento es el resultado de los efectos negativos directos del ibuprofeno en la expresión de los genes que codifican varias enzimas responsables de la esteroidogénesis de la que se deriva la testosterona.

Además, gracias a los trabajos realizados ex vivo e in vitro, se han puesto de relieve los efectos directos sobre la producción de testosterona. Se ha demostrado que el ibuprofeno inhibe una hormona producida por las células de Sertoli, la inhibina B, que es responsable de la regulación de la hormona folículo estimulante (FSH).

Por último, la producción de prostaglandinas testiculares se bloquea con ibuprofeno en pruebas realizadas ex vivo e in vitro.

Iburprofeno: un disruptor endocrino perjudicial para la fertilidad masculina.

Este estudio muestra que la administración prolongada de altas dosis de ibuprofeno (1.200 mg/día durante 6 semanas) tiene graves efectos de alteración endocrina en los hombres jóvenes, lo que provoca una afección denominada «hipogonadismo compensado». Esta condición, que suele observarse en alrededor del 10% de los hombres de edad avanzada, se asocia generalmente con un aumento de los riesgos para la salud reproductiva y general.

Para los investigadores responsables de este estudio, las conclusiones de este trabajo deben tomarse en serio; «hay subpoblaciones de hombres que toman ibuprofeno de forma continua, incluyendo hombres sin enfermedades crónicas como los atletas de élite. Si este estado de hipogonadismo compensado se establece, el riesgo para ellos es aumentar los riesgos ya asociados a esta droga; pero también alterar su condición física (músculos y huesos), para comprometer su salud reproductiva e incluso psicológica».

 

Fuentes:

David Møbjerg Kristensen: Ibuprofen alters human testicular physiology to produce a state of compensated hypogonadism. Proceedings of The National Academy of Sciences.

Albert: Paracetamol, aspirin and indomethacin display endocrine disrupting properties in the adult human testis in vitro. Hum Reprod 28(7):1890–1898.

Tambien te puede interesar leer: Medicamentos comunes que en realidad son peligrosos para la salud