El embarazo a corta edad: ¿Cómo llevarlo felizmente?

El embarazo a temprana edad es cada vez más común. Se cree que ocurre por desconocimiento y falta de uso de métodos anticonceptivos. Algunas jóvenes, además, pueden decidir embarazarse por falta de afecto y para buscar un cambio en sus vidas. Pero después que enfrentan esta situación, deberán cambiar tanto sus hábitos y como sus planes.

Recomendaciones para los padres de jóvenes embarazadas precozmente

Aun cuando es muy difícil recibir una noticia de este tipo, es necesario serenarse y dejar enfriar las emociones para poder actuar. Cuando los padres no aceptan el embarazo de su hija, esto impacta negativamente tanto a la madre como al bebé, causando estrés y generando problemas de salud.

Para evitar estas situaciones, lo mejor es tratar de dar todo el apoyo posible para que la joven pueda vivir bien su embarazo. Las conversaciones sobre el futuro miembro de la familia ayudarán a cambiar la manera de pensar de la nueva madre y a comprender como cambiará su vida una vez ocurra el parto.

Es necesario explicarles a las futuras madres los diferentes cambios que experimentará su cuerpo y qué malestares pueden ser peligrosos para su gestación, así como los cuidados en su alimentación.

Elementos de atención

Para una adolescente puede ser difícil tener los cuidados necesarios para llevar el embarazo a término. Pero como padres se debe insistir y guiar en el proceso. Es fundamental estar atento a lo siguiente:

  • Fatiga y para ello se debe cuidar la alimentación.
  • Consumo de alcohol, cigarrillos y drogas. Esto puede ocasionar malformaciones, abortos y partos prematuros.

Recomendaciones para el embarazo y parto

Se trata de una situación especial, por lo tanto los cuidados deben ser especiales. Se deben tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Vivir el embarazo sin estrés. Se pueden hacer caminatas o practicar yoga.
  • Elevar el consumo de hierro en la comida y usando complementos.
  • Seguir una dieta balanceada, rica en omega 3.
  • Revisar y cuidar los niveles de tensión arterial.
  • Hablar del parto: como será y dónde, y prepararse para ello.
  • Tomar clases de respiración para el parto.
  • Equiparse con pañales, ropita ligera, sabanas y uno que otro abrigo.
  • Buscar el punto de unión y encuentro familiar ante la llegada del nuevo miembro de la familia.

Si bien el embarazo es un proceso que conviene experimentar cuando se tiene la madurez mental y emocional suficiente para enfrentar los cambios y responsabilidades que trae consigo, estos consejos te ayudarán a disfrutar de esta etapa incluso si eres una joven futura madre.