El eccema: Qué es y cómo se puede tratar naturalmente

El eccema es una inflamación de la piel. Se contrae debido a causas y factores de riesgo específicos. Para reconocerlo, el eccema presenta varios síntomas. Se ha descubierto que los productos naturales para el cuidado de la piel tratan el eccema. Sin embargo, hay precauciones que deben considerarse durante el tratamiento.

¿Cuáles son las causas y los síntomas del eccema?

Se desconocen las causas exactas del eccema. Sin embargo, se han identificado ciertos elementos como causa de la promoción de su aparición. Las causas conocidas que causan son:

  • Genética con uno o más padres afectados.
  • Alérgenos como el polen, los ácaros del polvo, el moho, etc.
  • Productos cotidianos como perfumes, jabones, suavizantes, etc.
  • Diabetes
  • Estrés
  • Transpiración
  • El clima seco

El estilo de vida de los individuos es un factor de riesgo para el eccema. Por ejemplo, el uso de ropa irritante hecha de lana o tejidos sintéticos puede promover el eccema. Fumar o la exposición al tabaco es otra causa. La aparición del eczema se debe a la falta de higiene física con duchas calientes y productos inadecuados.

Una persona que sufre de eccema tiene irritadas manchas rojas, costras de piel seca y escamas. Dependiendo del tipo de eccema, estos se encuentran en áreas específicas del cuerpo. Pueden causar un picor insoportable y desagradable en las zonas afectadas. Con el tiempo, comienzan a aparecer pequeñas ampollas. Con el tiempo, la piel se vuelve más gruesa y seca. Pierde el pelo e incluso cambia la pigmentación.

¿Cuáles son las recetas naturales para tratarlo?

  • Bicarbonato de sodio
    Se debe hacer una pasta con bicarbonato de sodio para aplicarla directamente en las zonas afectadas por el eccema. Esto requiere una cucharadita de bicarbonato de sodio y agua. Una aplicación de 20 minutos es suficiente.
  • Gel de aloe
    Para restaurar el equilibrio del pH de la piel, el aloe vera es efectivo. Hidratante y antibacteriano, el aloe vera aliviará rápidamente las sensaciones de picor e irritación. El gel fresco de aloe vera debe aplicarse varias veces al día.
  • Aceite de lavanda
    Los aceites esenciales son conocidos por sus efectos positivos en la piel. El aceite de lavanda es uno de estos aceites para tratar enfermedades de la piel como el eccema. La lavanda verdadera o fina, el aceite ayuda a curar, aliviar y regenerar la zona afectada.

¿Cuáles son las precauciones a tomar?

Para combatir el eccema y evitar que se repita, es aconsejable tomar las siguientes precauciones. Si tienes uno, evita rascarte. Esto podría causar más daño a su piel. El eccema debe ser protegido para evitar superinfecciones bacterianas. Usar gasas, compresas, ropa, etc. La dieta debe ser saludable, variada y equilibrada.

En cuanto a las recetas naturales, hay contraindicaciones. Los aceites esenciales puros en la piel, por ejemplo, están prohibidos. El eccema hace que la piel sea muy frágil. Un aceite esencial puro será demasiado agresivo para la piel. Los tratamientos con recetas naturales sólo se hacen como una cura, es decir, durante un período de tiempo específico. Antes de comenzar cualquier tratamiento, es aconsejable consultar a un médico primero.

También te puede interesar leer: Los beneficios del aloe vera para los problemas de la piel