Una investigación descubrió por qué el Covid mata más a hombres que a mujeres

La mortalidad masculina es dos veces mayor que la femenina. Según los investigadores de Yale, la razón es genética.

No sólo la edad. El sexo también es un factor determinante en la mortalidad por Covid. Los estudios científicos demuestran que la mortalidad masculina es dos veces mayor que la femenina. La razón se debate entre los estudiosos. El estilo de vida tiene cierta importancia. Sin embargo, el factor discriminatorio clave es el genético.

El sexo biológico tiene una influencia decisiva en el funcionamiento del sistema inmunitario, como señalan los científicos Takehiro Takahashi y Akiko Iwasaki, de Yale, en un artículo publicado recientemente en la revista Science. Esto se manifiesta desde los primeros años de vida y proporciona a las mujeres una mayor resistencia a una serie de enfermedades, empezando por la gripe. Un factor crucial en el caso del Covid, en el que lo que mata no es tanto el virus como la reacción disfuncional que produce en el paciente.

Unos días después de la infección, el cuerpo del paciente comienza a producir una enorme cantidad de proteínas de «fase aguda» que, en teoría, deberían estimular una respuesta masiva de anticuerpos. Sin embargo, la alta concentración acaba poniendo a prueba el sistema inmunitario y acaba provocando el colapso de los pulmones. Se produce entonces un exceso de citoquinas, lo que agrava la enfermedad y puede resultar, a menudo, mortal. Un mecanismo que es más común en los hombres, sobre todo al final de la vida.

Su organismo, al mismo tiempo, produce menos linfocitos T, capaces de detectar rápidamente la inflamación y eliminarla. Hace unos meses, por fin, una investigación internacional dirigida por el inmunólogo Carlos Rodríguez-Gallego y publicada por Science, descubrió que en una de cada diez personas contagiadas, el Covid produce un tipo de anticuerpos defectuosos. En lugar de defender el cuerpo, estos anticuerpos lo atacan, a veces hasta causar la muerte. El 95% de las personas en las que se produjo esta anomalía, debida a defectos genéticos preexistentes, eran hombres.

También puede interesarle leer: Nuevos síntomas de Covid en la boca ¿Cuáles son y cómo reconocerlos?