El coronavirus y las Enfermedades cardíacas en Estados Unidos

A todos los síntomas y estragos que deja el paso del coronavirus por el organismo, se suma también las consecuencias del estrés que se vive por cuenta de él; se estaría ahora hablando de que el estrés a causa del coronavirus, desataría una ola de enfermedades cardíacas.

Esta preocupación la reveló un estudio publicado en la Red JAMA. En él, los científicos muestran el aumento de enfermedades cardíacas durante la cuarentena por coronavirus; síndrome del corazón roto o miocardiopatía por estrés, es el más común.

Antes de la pandemia, en los dos hospitales de Ohio donde se hizo el análisis, se registraban un poco menos de dos casos por cada cien pacientes que ingresaban. Durante la pandemia por coronavirus, el número de casos de enfermedades cardíacas aumentó a 8 por cada 100.

El cardiólogo y jefe del estudio, Ankur Kalra, dio a conocer la gran preocupación que ahora aqueja a la comunidad médica del mundo. «El Covid ha causado situaciones estresantes en varios niveles alrededor del mundo, y ahora estamos empezando a entender las consecuencias»; aseguró.

El estudio

Los científicos se dieron a la tarea de examinar los datos de aproximadamente 2.000 pacientes de los hospitales seleccionados. Hicieron una comparación en los ingresos registrados entre marzo y abril de 2020. En ellos identificaron un aumento en la cantidad de pacientes que ingresaban con cardiomiopatía por estrés.

Esto se daría porque las hormonas liberadoras de estrés actúan «atrofiando» las células e inhibiendo temporalmente sus funciones. Lo cual puede ser consecuencia de «un mecanismo de estrés indirecto, psicológico, social y económico vinculado a los acontecimientos de la pandemia». La mayor preocupación entonces radica en que si el corazón no es capaz de soportar esta presión sanguínea provocada por el estrés, el resultado puede ser fatal.

Sin embargo, aún no es del todo claro cómo funciona este mecanismo en el cerebro, como lo advierte el el psiquiatra de Harvard Gerard Moeller. «Lo que sabemos es que el cerebro responde a las emociones intensas liberando hormonas en el corazón.» Pero lo que hace diferente a esta situación, es que definitivamente no se trata de situaciones normales de estrés, que se viven en el día día; hay una situación emocionalmente traumática.

También te puede interesar leer: Síndrome coronario agudo: el ataque al corazón y la angina de pecho