El coronavirus y diabetes: el virus podría crear una nueva forma

Un grupo de 17 científicos con reconocimiento internacional, se unieron para crear el proyectos CoviDiab. A través de este, pretenden establecer un registro mundial para estudiar los casos de diabetes en pacientes con coronavirus.

Este hecho fue anunciado mediante una carta de los científicos, enviada al New England Journal of Medicine.

La idea de este proyecto surge de las pruebas emergentes de que el coronavirus puede causar diabetes en las personas que lo contraen y agravar a los que ya la padecen. Así lo expresó el co director del proyecto, Franceso Rubino, quien es profesor de cirugía de diabetes y obesidad en el King’s College de Londres.

Rubino dijo a la prensa que: «La diabetes es una de las enfermedades crónicas más extendidas y lamentablemente estamos empezando a observar las consecuencias del inevitable choque entre dos pandemias: la diabetes y la Covid-19. El mecanismo por el cual el virus influye en el metabolismo de la glucosa aún no está claro y todavía no sabemos si la manifestación aguda de la diabetes en estos pacientes representa una diabetes clásica de tipo 1 o de tipo 2 o incluso una nueva forma de diabetes».

Lo que el proyecto CoviDiab estudia

Este proyecto buscará reunir información diaria para examinar la capacidad de secreción de insulina, la resistencia a la insulina y la presencia de anticuerpos; y a partir de esta, evaluar los posibles tratamientos y formas de vigilancia de los pacientes diabéticos durante y después de la pandemia por coronavirus. Será una forma más exacta de comprender cómo funciona la relación entre el coronavirus y la diabetes y cómo tratarlo.

Ruby agrega en sus declaraciones que: «Por un lado la diabetes está asociada con un mayor riesgo de mortalidad por Covid-19. De hecho, la diabetes es una enfermedad preexistente en el 20-30% de los pacientes que murieron con el coronavirus. Además, se ha observado que los pacientes con Covid-19 tienen diabetes de reciente aparición o complicaciones metabólicas atípicas de diabetes preexistente, incluidas algunas que ponen en peligro su vida».

Además, se ha encontrado que la proteína spike no sólo se encuentra en los pulmones; también está presente en los órganos y tejidos implicados en el metabolismo de la glucosa como el páncreas, el intestino delgado, el tejido adiposo, el hígado y el riñón. Entonces, una vez que el virus entra en los tejidos de estos órganos, puede causar disfunciones múltiples y complejas en el metabolismo de la glucosa. Es por esto que se habla de que el coronavirus puede generar complicaciones o hacer aparecer la diabetes.

También te puede interesar leer: Coronavirus y gripe española: comportamientos similares