El coronavirus está mutando ¿qué implicaciones tiene esto?

En una investigación hecha por el Imperial College London, los científicos confirmaron que el coronavirus está mutando.

En la investigación se analizaron los genomas de más de 7 mil pacientes; hallando unas 200 mutaciones diferentes del virus con un común denominador. Se trataría de un cambio en las instrucciones genéticas de uno de sus aminoácidos; el ácido aspártico (D), se reemplazó por Glicina (G) en las proteínas que rodean al virus.

Esta mutación ha sido llamada por los científicos como D614G, pero coloquialmente conocida como ‘G’. La cual se encuentra en el 70% de los casos compartidos en una base de datos mundial.

Según la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres (LSHTM), el coronavirus está mutando, y lo está haciendo muy rápido y variable, de acuerdo a la zona y a otros factores. Sin embargo, el cambio más significativo hasta ahora es el D614G, pues es precisamente sobre la proteína que se buscan las vacunas y tratamientos.

Sobre esta mutación ya hay varios estudios que la han analizado. Gracias a lo que se ha podido llegar a un consenso sobre ella; el virus se ha hecho más contagio pero no peligroso. Sin embargo, la OMS ha dicho que esta mutación no influye en el contagio ni en en los tratamientos que se desarrollan actualmente.

La tasa de mutación del coronavirus sería entonces de 0,02%, que aunque es alta, no es raro que pase. Lo normal en los virus es que presenten altas tasas de mutación; pues se adaptan a las condiciones y a su huésped.

Estas identificaciones de las mutaciones suponen una gran ventaja. Gracias a eso, es posible hacer seguimiento a su propagación y a la transmisión. Esto hace mucho más fácil identificar cómo combatirlo.

Lea también: La vacuna de Oxford contra el coronavirus: resultados en verano