El consumo de café reduce el riesgo de recurrencia de cáncer de colon

El consumo regular de café reduce el riesgo de muerte en pacientes con cáncer de colon avanzado o metastásico. Además de su alto contenido de cafeína, responsable de sus propiedades estimulantes, el café también contiene más de 800 compuestos fitoquímicos distintos. Todos con múltiples actividades biológicas. Algunas de estas moléculas, como los diterpenos cafestol y kahweal, aceleran la eliminación de las sustancias cancerígenas.

Mientras que otros, como los ácidos cafeico y clorogénico, tienen una fuerte actividad antioxidante. La presencia simultánea de estas moléculas en el café podría explicar los efectos beneficiosos de esta bebida en la prevención de ciertas enfermedades crónicas. Incluyendo: diabetes tipo 2, enfermedades cardiovasculares, neurodegeneración y ciertos tipos de cáncer. Especialmente el del hígado.

Cáncer de mama: dos tazas de café al día reducen el riesgo de reincidencia en un 50%.

Uno de los aspectos más interesantes de la acción anticancerígena del café es su impacto positivo en la supervivencia de los pacientes de cáncer. Por ejemplo, un estudio demostró que en las mujeres que habían luchado contra el cáncer de mama hormonodependiente y fueron tratadas con tamoxifeno, beber dos tazas de café o más se asoció con una reducción del 50% en la recurrencia.

Cáncer de colon: el café ofrece una protección inesperada

Según un estudio reciente, este efecto protector también se observa en pacientes con cáncer de colon que no es operable debido a una etapa avanzada o a la presencia de
metástasis. En este estudio, 1171 pacientes que fueron reclutados inicialmente para evaluar la eficacia de dos anticuerpos dirigidos contra proteínas implicadas en la progresión tumoral (cetuximab y bevacizumab) aceptaron participar en un estudio paralelo para evaluar el impacto de la dieta. En particular, el consumo de café para sobrevivir.

Debido a la etapa muy avanzada del cáncer que afecta a los pacientes de esta cohorte, una alta proporción de pacientes (93%) murió o empeoró durante el período de estudio (5 años). Sin embargo, los investigadores observaron que el consumo de café estaba asociado con una disminución significativa del riesgo de progresión de la enfermedad y la mortalidad. Por ejemplo, los participantes que bebían de 2 a 3 tazas de café al día tenían un 18% menos de probabilidades de morir de la enfermedad que los que no bebían café.

La protección era tan alta como el 36% por beber 4 o más tazas de café al día. Estos resultados son consistentes con un estudio previo que mostró que en los pacientes que habían sido tratados con cirugía y quimioterapia para el cáncer de colon en etapa III, beber 4 tazas de café o más por día se asoció con una reducción del 42% en el riesgo de recurrencia. También se redujo el riesgo de mortalidad en un 33%.

Café: una riqueza de moléculas anticancerígenas

Se observan mejoras en la supervivencia de los pacientes tanto en el consumo regular como en el de café descafeinado. Esto sugiere que son principalmente otros fitoquímicos del café los responsables de los efectos positivos de esta bebida. Además, un estudio reciente ha demostrado una reducción del riesgo de mortalidad prematura en los bebedores de café, independientemente del contenido de cafeína o del metabolismo de la cafeína.

Entre los posibles candidatos, el ácido clorogénico podría desempeñar un papel importante. Esta molécula disminuye la resistencia a la insulina y los niveles de glucosa en la sangre, ambos asociados con la disminución de la supervivencia en pacientes con cáncer de colon. La acción antioxidante de esta molécula (y de otros componentes del café) también puede estar implicada, ya que el estrés oxidativo contribuye a la progresión del cáncer colorrectal y a la formación de metástasis.

El café protege la salud general

La mala reputación que el café ha tenido durante muchos años es por lo tanto completamente irrelevante. Por supuesto, en cantidades demasiado grandes, el café puede causar varios efectos secundarios desagradables (reflujo gastroesofágico, úlceras pépticas, insomnio). Sin embargo, en cantidades razonables, las investigaciones realizadas en los últimos años han demostrado claramente que esta bebida tiene varios efectos positivos en la salud general. Incluyendo una reducción del riesgo de mortalidad por enfermedades tan graves como el cáncer.

También le puede interesar leer: Cáncer de colon: 3 parámetros para reducir el riesgo un 70%

Fuentes:

Bamia c et coll. Coffee, tea and decaffeinated coffee in relation to hepatocellular carcinoma in a european population: multicentre, prospective cohort study. int. j. cancer. 2015; 136 : 1899-908.

Rosendahl ah et coll. Caffeine and caffeic acid inhibit growth and modify es- trogen receptor and insulin-like growth factor i receptor levels in human breast cancer. clin. cancer res. 2015; 21 : 1877-87.

Mackintosh c et coll. Association of coffee intake with survival in patients with advanced or metastatic colorectal cancer. jama oncol., sept 2020.

Quercio bj et coll. Coffee intake, recurrence, and mortality in stage iii colon cancer: results from calgb 89803 (alliance). j. clin. oncol. 2015; 33 : 3598–3607. 5 loftfield e et coll.

association of coffee drinking with mortality by genetic variation in caffeine metabolism: fin- dingsfromtheukbiobank. jamaintern med. 2018; 178 : 1086-1097.

Qackowski d et coll. Persistent oxidative stress in colorectal carcinoma patients. int. j. cancer 2002; 101 : 395-397.