La salud oral es más que un gesto cosmético para tener unos hermosos dientes blancos. Cepillarse los dientes elimina las bacterias de la cavidad bucal, limitando así el riesgo de desarrollar problemas de encías, aflojamiento de dientes y problemas de salud cardíaca.

Es posible, como se ha hecho durante décadas, cepillarse los dientes eficazmente con un cepillo de dientes manual.

Sin embargo, un cepillo de dientes eléctrico puede ser una excelente alternativa a un cepillo de dientes manual, especialmente si tiene artritis u otros problemas que dificultan el cepillado manual.

Los movimientos de un cepillo de dientes eléctrico pueden incluso ayudarle a eliminar más placa de sus dientes y mejorar la salud de sus encías.

Lo más importante, la calidad de las cerdas y la frecuencia del cepillado

Si utiliza un cepillo de dientes eléctrico, asegúrese de que sea cómodo de sostener y fácil de usar. Presta especial atención a la calidad de las cerdas. Otras características como niveles de potencia ajustables, temporizadores y baterías recargables son opcionales.

Tenga en cuenta las instrucciones del fabricante cuando reemplace el cabezal para asegurarse de que el cepillo de dientes siga funcionando eficazmente.

Tanto si elige un cepillo de dientes eléctrico como uno manual, recuerde que lo más importante es cepillarse a diario, al menos dos veces al día.

También puede interesarle leer: 5 razones por las que es más difícil perder peso con la edad y cómo perderlo de cualquier manera