Salud

Cáncer de garganta: signos y síntomas que deben alertarle

El cáncer de garganta es un cáncer relativamente raro que se desarrolla en la garganta. Los signos del cáncer de garganta incluyen cambios en la voz, dificultad para tragar y respirar y un bulto en el cuello. Existen dos tipos principales de cáncer de garganta: el cáncer de faringe y el cáncer de laringe. El cáncer de faringe se desarrolla en la faringe, que es la parte de la garganta situada detrás de la boca y la cavidad nasal. El cáncer de laringe se desarrolla en la laringe. La laringe es una estructura tubular situada en la parte superior de la tráquea. Aquí encontrará más información sobre los síntomas, signos y causas del cáncer de garganta. Este artículo también proporciona información sobre cuándo buscar atención médica.

Síntomas del cáncer de garganta

Los síntomas pueden depender de la etapa del cáncer de garganta. La etapa describe la propagación y la gravedad del cáncer. Aunque los médicos pueden clasificar el cáncer de faringe y el de laringe de forma ligeramente diferente, suelen utilizar cinco etapas de cáncer de garganta, de 0 a 4. Los síntomas pueden cambiar a medida que el cáncer avanza de la fase inicial a la tardía.

Etapas iniciales

Los primeros síntomas y signos del cáncer de garganta pueden variar en función de la parte de la garganta a la que afecte. Sin embargo, algunos síntomas comunes son:

  • Cambios en la voz: la voz de una persona puede volverse más débil o ronca. También pueden tener problemas de dicción o dificultad para pronunciar ciertas palabras.
  • Voz ronca: Una voz ronca y tensa es uno de los síntomas más comunes del cáncer de garganta.
  • Dificultad para tragar: Algunas personas pueden sentir una sensación de ardor o dolor en la garganta al tragar. También pueden sentir que la comida se atasca en la garganta.

Etapas avanzadas

Cuando el cáncer de garganta alcanza una fase avanzada, la persona puede presentar los siguientes síntomas:

  • Un bulto en el cuello: Puede indicar un ganglio linfático inflamado. Los cánceres en etapa 3 y 4 pueden extenderse a los ganglios linfáticos.
  • Pérdida de peso: Puede estar relacionada con la dificultad para tragar los alimentos.
  • Dificultad para respirar: si el cáncer de garganta bloquea las vías respiratorias, la persona puede tener dificultades para respirar.

Una persona con cáncer de garganta también puede tener:

  • dificultad para mover la lengua o abrir la boca
  • mal aliento
  • infecciones torácicas
  • manchas blancas persistentes en la lengua o en el revestimiento de la boca
  • una tos persistente, que puede producir sangre
  • hemorragias nasales
  • dolores de cabeza
  • dolor de oídos, aunque esto es raro.

Los signos y síntomas del cáncer de garganta pueden confundirse con los de otras enfermedades. Por lo tanto, debe acudir al médico si los síntomas del cáncer de garganta no desaparecen.

Causas del cáncer de garganta

Aunque el cáncer de garganta puede afectar a cualquiera, hay ciertos factores que pueden aumentar el riesgo de padecer esta enfermedad. Los principales factores de riesgo son:

  • infección por el virus del papiloma humano
  • uso de productos del tabaco
  • consumo excesivo de alcohol

Condiciones que causan síntomas similares

Hay otras enfermedades que pueden causar síntomas similares a los del cáncer de garganta. Estos incluyen:

  • infecciones del tracto respiratorio superior
  • enfermedad por reflujo gastroesofágico
  • laringitis
  • asma

Una persona que no está segura de cuál es la causa de sus síntomas puede ponerse en contacto con un médico.

¿Cuándo acudir al médico?

Una persona debe acudir al médico si tiene alguno de los síntomas del cáncer de garganta durante más de tres semanas. El médico realizará pruebas para determinar si los síntomas se deben al cáncer o a otra causa.

Diagnóstico

Existen varias herramientas que el médico puede utilizar para detectar el cáncer de garganta. Suele comenzar con un examen físico y un análisis de los síntomas de la persona. Si se sospecha de cáncer de garganta, se puede solicitar una laringoscopia. El laringoscopio es un instrumento que permite al médico ver el interior de la garganta de una persona para identificar cualquier anomalía.

Hay tres tipos de biopsia

  • una biopsia convencional, que consiste en cortar un trozo de tejido
  • biopsia endoscópica, en la que se extrae un trozo de tejido a través de un tubo flexible, o endoscopio, introducido por la boca
  • La aspiración con aguja fina, que utiliza una aguja para extraer células de un tumor.

Las diferentes etapas del cáncer de garganta

Si la biopsia es positiva para el cáncer de garganta, el médico asigna una etapa al cáncer, que indica lo avanzado que está.

Las cinco etapas del cáncer de garganta son:

  • Etapa 0: Hay células anormales en el revestimiento de la garganta.
  • Etapa 1: Existe un tumor que mide 2 centímetros (cm) o menos. No se ha extendido a un ganglio linfático.
  • Etapa 2: El tumor tiene un tamaño de 2 a 4 cm. No se ha extendido a un ganglio linfático.
  • Etapa 3: El tumor es mayor de 4 cm o se ha extendido a un ganglio linfático del mismo lado del cuello. Si el cáncer se ha extendido a un ganglio linfático, éste es menor de 3 cm.
  • Etapa 4: El cáncer se ha extendido a varios ganglios linfáticos o a otros tejidos y órganos del cuerpo.

El cáncer de garganta es un tipo de cáncer poco frecuente que se desarrolla en un pequeño porcentaje de personas cada año. Aunque los síntomas pueden variar, pueden incluir cambios en la voz, dificultad para tragar, un bulto en el cuello y dificultad para respirar. Hay que acudir al médico si los síntomas del cáncer de garganta persisten durante más de tres semanas.

También puede interesarle: Aliviar el dolor de garganta con recetas caseras de gárgaras

Síguenos en Google Noticias