El Cáncer de cuello uterino: cinco causas y siete síntomas

El cáncer de cuello uterino es el tercer cáncer más común en las mujeres, después del cáncer de mama y el colorrectal. Haga una cita con su médico a la primera señal de síntomas.

Las principales causas

La infección con un virus de la familia del virus del papiloma humano (VPH) es la principal causa de cáncer cervical. El VPH es un virus de transmisión sexual muy extendido. Varios subtipos pueden causar lesiones que pueden llegar a ser precancerosas y aumentar su gravedad con el tiempo. Las infecciones por VPH son responsables del 70% de los casos de cáncer de cuello uterino en todo el mundo, y otros factores parecen contribuir al desarrollo de este.

  • habiendo tenido varios embarazos,
  • fumando,
  • ciertas infecciones (Clamidia).
  • el uso prolongado de anticonceptivos hormonales en forma de píldora, implante, parche o DIU. El riesgo de desarrollar cáncer cervical aumenta con el tiempo que se toman los anticonceptivos orales. El riesgo de cáncer de cuello uterino disminuye después de dejar de tomar las píldoras anticonceptivas y se convierte en casi cero 10 años después de dejar el tratamiento.

Los 7 síntomas principales

  1. Sangrado vaginal anormal
    Uno de los síntomas más comunes del cáncer de cuello uterino es la hemorragia vaginal, ya sea entre períodos, espontáneamente o después de las relaciones sexuales. La hemorragia vaginal anormal suele ser un síntoma de cáncer de cuello uterino avanzado porque significa que un tumor en el cuello uterino se está extendiendo y afectando al tejido circundante.
  2. Períodos anormales
    Período de menstruación que dura dos semanas en vez de cuatro días, o que ocurre dos veces al mes.
    No se preocupe si sucede una vez, pero si los cambios en su ciclo duran al menos dos ciclos, debería alarmarse.
  3. Flujo vaginal inusual
    El flujo vaginal es completamente normal, pero el tipo de flujo podría ser un indicador de varios problemas de salud vaginal. Si tiene cáncer de cuello uterino, puede notar una secreción rosada, marrón o sanguinolenta y maloliente, posiblemente con trozos de moco.
  4. Dolor pélvico, de espalda o de piernas
    El dolor pélvico podría ser un indicador de cambio, ya que el cáncer de cuello uterino avanzado puede extenderse a la vejiga, los intestinos, los pulmones o el hígado. Es posible que sienta dolor en la espalda o en las piernas. Pero esto suele estar asociado con casos muy avanzados.
  5. Fatiga importante
    La mayoría de los síntomas del cáncer de cuello uterino a menudo no aparecen hasta que están avanzados. La fatiga es ciertamente uno de los síntomas más difusos. Pero es uno de los principales síntomas que debería llamar su atención. Este cáncer puede reducir la cantidad de glóbulos rojos y de oxígeno en el cuerpo, haciendo que se sienta completamente agotado todo el tiempo, generalmente sin ninguna otra explicación.
  6. Sentir náuseas todo el tiempo
    Una sensación persistente de náuseas o indigestión puede ser un signo de cáncer de cuello uterino. Cuando está avanzado, este cáncer puede hacer que el cuello del útero se hinche y empuje hacia la cavidad abdominal, comprimiendo el tracto gastrointestinal y el estómago.
  7. Pérdida de peso anormal
    Los mismos factores que pueden causar náuseas también pueden llevar a una pérdida de peso involuntaria. Un estómago comprimido no puede contener mucha comida. Además, si sientes náuseas todo el tiempo, probablemente ni siquiera quieras intentar comer. Si pierdes hasta el 5 o el 10% de tu peso corporal en seis meses, llama a tu médico.

También te puede interesar leer: Cáncer de cuello uterino: una citología puede salvar tu vida