El calor y el coronavirus: las temperaturas altas pueden ser peligrosas

A pesar de que en un principio se creía que con la llegada del calor, el coronavirus se iría, el panamorama puede ser otro.

En este momento, muchos países están a la espera de ver la evolución de las cifras con la re apertura de tiendas y otros sectores. El 3 de junio se sabrá si los italianos van a empezar a volver completamente a su vida normal; o si por el contrario, tocará regresar al  confinamiento.

Pero en junio llega otro factor a tener en cuenta: la temporada de calor. En relación a este tema, la OMS ha hablado de los riesgos de bloqueo vinculados a las calurosas temperaturas del verano.

Según la Organización Mundial de la Salud, las altas temperaturas podrían agravar los efectos del coronavirus; contrario a lo que se pensaba sobre que el virus no se reproducía en estos climas.

Los expertos afirman que han descubierto que no hay ninguna relación entre el calor y una disminución en el contagio del coronavirus. Por el contrario, se podrían agravar situaciones preexistentes. «El calor puede inducir a un agotamiento extremo y a golpes de calor, y puede agravar las afecciones existentes como enfermedades cardiovasculares, respiratorias, renales o mentales»; así afirma la OMS en un comunicado oficial

Por esta razón, la OMS aconseja evitar las actividades extenuantes durante las horas de calor. Es preferible realizar las actividades en las horas de menor temperatura; sobre todo los ancianos o los enfermos crónicos.

Tambén te puede interesar leer: Usar máscaras sí reduce los contagios de coronavirus