¿El café te hace ir al baño?

El impulso de defecar que sigue después de consumir café es un «misterio». Sin embargo, se ha establecido que el efecto laxante no afecta es producto de la cafeína. Como se publica en la página de internet “Maxiscience.com”: una taza de café actúa de tres maneras diferentes en nuestros cuerpos.

  • En primer lugar, el café aumenta la producción de ácido gástrico y ácido clorogénico en el estómago. Esta repentina abundancia de ácido envía señales al intestino de evacuar lo que lo que contiene este.
  • En segundo lugar, el café, aumenta la producción de ciertas hormonas, como la gastrina y la colecistoquinina, cuya función es acelerar la digestión.
  • Por ultimo: El café estimula el tejido que forma el estómago y el intestino delgado, cuyo contenido se empuja hacia la salida, es decir, el colon. Por eso, entonces, el café te hace ir al baño cuando lo consumes. Aunque, afortunadamente, no todo el mundo es tan sensible.

“Existen más de 1,000 compuestos en una taza de café y los investigadores apenas están investigando los efectos que tiene cada uno en nuestro cuerpo. Aunque todavía no se le pueden atribuir los movimientos intestinales a un compuesto en específico, los resultados son muy claros. Así que no sería sorpresa que en el futuro se le atribuyan muchas otras propiedades a una de las bebidas más consumidas en todo el mundo”.

Cabe aclarar que estas son hipótesis al respecto, y que todavía no existe estudios al respecto, ni conclusiones validas que refuten o validen estas ideas, por el momento, no dejes que una ida al baño te quite la oportunidad de disfrutar una rica taza de café. ¡No te pierdas de ese placer!

Recomendación: Puede que una buena desintoxicación del colon, te permita mejorar tu sistema digestivo. Realízate una desintoxicación, y quizás puedas seguir disfrutando de esta deliciosa bebida.