El bambú: orígenes, beneficios, indicaciones y posología

El bambú es una gran planta nativa del sudeste de Asia. En la cocina china, sus brotes son especialmente acanalados. Son ricos en minerales, vitaminas y proteínas. En la comunidad científica, esta planta se conoce como: bambusa vulgaris o bambusa arundinacea. Pertenece a la familia de las Poáceas y tiene el sílice como principal ingrediente activo. Cabe señalar que hay cientos de especies de bambú, pero sólo las especies mencionadas anteriormente se utilizan en la fitoterapia.

¿En qué caso debería usarse el bambú?

Esta planta es particularmente conocida por su alto contenido de oligoelementos y minerales. Por lo tanto, es muy apreciada por sus acciones remineralizantes, antiinflamatorias y laxantes. Además de esto, al bambú se le atribuyen también varios otros beneficios para la salud. Sepa entonces que esta planta terapéutica puede ser utilizada para..:

  • Mantener la salud de los huesos – una cura de bambú puede promover huesos fuertes, reduciendo así el riesgo de fracturas. Esto es especialmente apropiado para las personas con osteoporosis.
  • Combatir el dolor articular – el dolor articular puede estar relacionado con el daño a los cartílagos, ligamentos o tendones.
  • Aliviar las condiciones causadas por la inflamación, como las úlceras y ciertas condiciones reumáticas.
  • Tratar el estreñimiento – este es un uso clásico de esta planta en Asia.
  • Tratando los espasmos – esta planta es un excelente antiespasmódico mientras que refuerza las funciones del sistema digestivo.
  • Envejecimiento lento – El bambú funciona mejorando la síntesis de colágeno, lo que ayuda a mantener la piel flexible y de aspecto más joven.
  • Cuida el cabello y las uñas – su alto contenido de sílice permite a esta planta proteger mejor el cabello y las uñas mientras las nutre y evita que se vuelvan quebradizas.

¿En qué formas se utiliza en la fitoterapia?

El bambú está disponible en varias formas en la fitoterapia. Generalmente, se utiliza en el inter. Según sus preferencias, puede elegir entre varias formas: en infusión, en cápsulas, en extractos o como aceite.

¿Cómo utilizar el bambú para disfrutar de sus beneficios para la salud?

En la fitoterapia, esta planta se puede tomar de diferentes maneras. Esto depende en gran medida de la forma del producto que haya elegido.

  • Cápsulas – para un adulto, se recomiendan 240 mg por día de cápsulas que deben ser tomadas dos veces. La cura puede durar de 1 a 2 meses. Estas cápsulas deben tomarse en medio de las comidas.
  • Té de hierbas – para 20 ml de agua se necesita una cucharadita de hojas es suficiente. Sólo llévalo a ebullición y déjalo enfriar y luego bebe la mezcla.
  • Extractos – son fluidos obtenidos después de la maceración de la planta. La dosis es 1 cucharadita diluida en un vaso de agua, para ser tomada 3 veces al día para adultos.

¿Qué precauciones deben tomarse antes de utilizarlo?

Hacer una cura de bambú no presenta, hasta hoy, ningún efecto secundario. Por lo tanto, esta planta medicinal parece ser inofensiva para la salud. Sin embargo, está contraindicado para las mujeres embarazadas o en período de lactancia. Y si alguna duda persiste, es aconsejable consultar a su médico.

También te puede interesar leer: Plantas verdes: las ventajas de tenerlas dentro de la casa