El ayuno por 72 horas puede restaurar el sistema inmune, según estudio

Mantener en adecuado funcionamiento al sistema inmunológico es de vital importancia para prevenir el padecimiento de resfriados comunes y otras infecciones. Si bien el consumo de nutrientes como la vitamina C es indispensable para ello, a fin de conseguir resultados sostenidos deben ingerirse de forma constante.

Sin embargo, un estudio demostró que ayunar por 72 horas permite renovar el sistema inmune. Conoce los detalles a continuación:

¿Por qué el ayuno beneficia al sistema inmunológico?

De acuerdo a una investigación realizada por científicos estadounidenses, los tiempos alargados de ayuno aminoran significativamente las cuentas de glóbulos blancos. Esto, a su vez, genera un cambio en las áreas de señalización de células madre hematopoyéticas. Lo que a su vez produce nuevos sistemas inmunitarios y sanguíneos.

Y es que al privar a tu organismo de alimentos (por horas tempranas), el sistema da prioridad al ahorro de energía. La mejor forma para lograrlo es reciclar un gran nivel de células inmunitarias que son prescindibles, particularmente, aquellas que pueden ser deterioradas. Así lo expresó uno de los autores de la investigación, Valter Longo.

Igualmente, el estudio llevado a cabo por la Universidad del sur de California donde un grupo de participantes fue sometido a un ayuno de 2 a 4 días por seis meses, descubrió que gracias al ayuno, se consigue una reducción en la generación de la enzima PKA, hormona vinculada con un mayor riesgo de desarrollo de células cancerígenas.

El estudio permitió concluir que ayunar durante 72 horas, seguido por una realimentación sana y balanceada consigue fortalecer el sistema inmunológico. Sobre todo, en aquellas personas que están combatiendo una enfermedad crónica.

Otros beneficios del ayuno

Además de los beneficios mencionados anteriormente, los científicos continúan investigando más bondades del ayuno en otras áreas de la salud, específicamente en el ámbito de la neurociencia. De hecho, han hallado evidencias de que el ayuno realizado 2 veces por semana permite aminorar el riesgo de desarrollar Parkinson y Alzheimer.

Del mismo modo, descubrieron que este proceso de privar de alimentos al organismo en horas de la mañana, desafía al cerebro a corto plazo, y fomenta dos químicos de mensajería, ambos indispensables para el desarrollo de nuevas células cerebrales. Esto, a su vez, beneficia la resistencia del cerebro, volviéndolo más fuerte ante las placas de proteínas que, entre otras cosas, acarrean alteraciones neurodegenerativas.

En el control está el éxito del proceso de ayuno. Asesórate con un profesional que te guíe durante el cambio de rutina y te sugiera los mejores alimentos para que aportes a tu organismo los nutrientes necesarios para su buen funcionamiento tras un ayuno.