El aumento de peso: causa poco conocida que lo provoca

¿Te miras en el espejo y ves los kilos de más? ¿Te quejas de tus muslos o de los michelines? ¿Crees que no para el aumento de peso? Basta con esta charla negativa: Pensar que tienes sobrepeso podría convertirse en una profecía autocumplida.

Investigadores británicos encontraron que las personas que pensaban que tenían sobrepeso eran más propensas a aumentar de peso, según un estudio publicado en el International Journal of Obesity.

Decirle a la gente que necesita perder peso no es útil; de hecho, a menudo tiene el efecto contrario, como muestran los resultados del estudio. Los autores del estudio analizaron tres conjuntos de datos, dos de los Estados Unidos y uno del Reino Unido, en los que participaron unas 14.000 personas. Los tres conjuntos de datos siguieron a los individuos durante al menos siete años.

Cuanto más sobrepeso creas que tienes, más es el aumento de peso

En dos de los tres conjuntos de datos, alrededor del 40% de las personas creían que tenían sobrepeso y ganaron casi un punto más en el índice de masa corporal (IMC) (la relación entre el peso y la altura de una persona) que los que no se consideraban con sobrepeso. En el tercer estudio, cerca de dos tercios de las personas se consideraron con sobrepeso y ganaron 0,3 puntos más de IMC que los que no se consideraron con sobrepeso. Esto fue independientemente de si los participantes tenían o no sobrepeso.

Reenfocarse en lo que controlas

Muchas personas que intentan perder peso han fracasado varias veces. Los múltiples fracasos llevan a sentimientos de desesperanza. Es por eso que las personas que quieren perder peso no deben preocuparse por su peso. Puede sonar extraño, pero como mucha gente siente que su peso está fuera de su control, es mejor centrarse en lo que usted tiene control.

Eso significa dos cosas: dieta y ejercicio. Incluso 10 minutos de caminata al día ayudan, y tomar una historia de la dieta es un gran punto de partida para saber dónde has estado y a dónde vas. El objetivo es sentirse responsable y mejorar su salud.

Presta atención a cómo te miras a ti mismo

El estudio también demostró que las personas que se consideraban con sobrepeso eran más propensas a comer en exceso o a comer bajo estrés. Esto puede ser una forma de impotencia aprendida o incluso de desesperación. Cuando una persona adopta una identidad de «tengo sobrepeso», puede sentir este estado como inalterable y estar menos inclinada a cambiar.

Si se añade a esto el prejuicio, el estigma y la vergüenza que asolan a las personas con sobrepeso, estos estados de ánimo negativos pueden contribuir al mantenimiento de ciertos hábitos y patrones alimenticios negativos, incluyendo la alimentación emocional.

También te puede interesar leer: Causas del aumento de peso que probablemente no conoces