El alzheimer y la calidad del sueño: dormir mal puede aumentar el riesgo

síntomas del Alzheimer

Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Berkeley, puso al descubierto la relación entre el aumento de riesgo de padecer Alzheimer y la mala calidad de sueño.

Según Matthew Walker, jefe del equipo, al analizar la calidad del sueño que la persona tiene, se puede saber cuándo y con qué rapidez desarrollará el Alzheimer.

En el estudio, los expertos descubrieron que quienes tenían un sueño más fragmentado, con ondas y movimientos oculares más lentos, tienen mayores probabilidades de desarrollar proteína beta amiloide; la cual es crucial para la aparición del Alzheimer.

El estudio de la relación entre el Alzheimer y la calidad del sueño

Las conclusiones de este estudio se publicaron en la revista científica Current Biology, luego de monitorear el sueño de 32 ancianos que no padecían la enfermedad. Durante el estudio no se identificaron signos de alzheimer o algún otro tipo de demencia; sin embargo, sí lograron identificar un aumento considerable de la proteína beta amiloide.

Gracias a este análisis, los investigadores lograron predecir la evolución de las placas de beta amiloide; este es considerado la primera fase para el inicio del alzheimer. Esta acumulación progresiva de la tóxica proteína se logra estimar en qué momento se padecerá la enfermedad.

Entonces, la mejor manera de frenar o prevenir que esto suceda, es mejorando la calidad de sueño. De hecho, anteriores estudios han demostrado que un sueño reparador «purifica» el cerebro de estas proteínas tóxicas.

Las medidas a seguir que sugieren los expertos, se deben llevar son:

  • Ir a la cama y despertarse al mismo tiempo, para no alterar el ritmo de sueño y de vigilia
  • No consumir alcohol o cafeína antes de dormir
  • Evitar las pantallas de los computadores, teléfonos o televisión
  • Hacer ejercicio con frecuencia, para estimular el sueño

Y si se levanta de la cama con mucho cansancio, se aconseja realizarse una prueba de apnea del sueño.

También te puede interesar leer: Alzheimer y acumulación de hierro: posible relación según estudios