Edema pulmonar: prevención y estilo de vida saludable para evitar lo peor

El edema pulmonar es una condición causada por el exceso de líquido en los pulmones. Este líquido se acumula en los muchos sacos de aire (alvéolos) de los pulmones, dificultando la respiración.

En la mayoría de los casos, los problemas cardíacos causan edema pulmonar. Pero el líquido puede acumularse en los pulmones por otras razones. Estos incluyen la neumonía, la exposición a ciertas toxinas y medicamentos, los traumatismos en la pared torácica y los viajes o el ejercicio a grandes alturas.

El desarrollo repentino de un edema pulmonar (edema pulmonar agudo) es una emergencia médica que requiere atención inmediata; a veces puede llevar a la muerte. El pronóstico mejora si se le trata con prontitud. El tratamiento del edema pulmonar varía según la causa, pero generalmente incluye oxígeno suplementario y medicación.

Síntomas del Edema Pulmonar

Los signos y síntomas del edema pulmonar pueden aparecer repentinamente o desarrollarse con el tiempo. Los signos y síntomas que tiene dependen del tipo de edema pulmonar.

Signos y síntomas de un edema pulmonar repentino (agudo)

  • Dificultad para respirar (disnea) o extrema falta de aliento que empeora con la actividad o al acostarse.
  • Una sensación de ahogo o asfixia que empeora al acostarse.
  • Una tos que produce un esputo espumoso que puede ser manchado con sangre.
  • Respiración sibilante o jadeante
  • Piel fría y húmeda
  • Ansiedad, inquietud o un sentimiento de aprehensión
  • Un ritmo cardíaco rápido e irregular (palpitaciones)

Signos y síntomas de edema pulmonar a largo plazo (crónico)

  • Dificultad para respirar cuando se está activo o acostado
  • Despertarse por la noche con una tos o falta de aliento que se puede aliviar al sentarse.
  • Más falta de aliento de lo normal cuando se es físicamente activo
  • Sifflant
  • Rápido aumento de peso
  • Hinchazón de los miembros inferiores
  • Fatiga
  • Tos nueva o que empeora

Signos y síntomas de edema pulmonar de altura

La OPHA puede ocurrir en adultos y niños que viajan o hacen ejercicio a grandes alturas. Los signos y síntomas son similares a los del edema pulmonar agudo y pueden incluir

  • Dolores de cabeza, que pueden ser el primer síntoma…
  • Falta de aliento durante la actividad, que empeora hasta la falta de aliento en reposo.
  • Disminución de la capacidad para hacer ejercicio como antes
  • Tos seca, al principio
  • Más tarde, una tos que produce un esputo rosado y espumoso…
  • Un latido muy rápido (taquicardia)
  • Debilidad
  • Dolor en el pecho
  • Fiebre leve

Los signos y síntomas del edema pulmonar de altura tienden a empeorar por la noche.

Causas

Las causas del edema pulmonar varían. El edema pulmonar se agrupa en dos categorías, dependiendo de dónde comenzó el problema. Si un problema cardíaco causa un edema pulmonar, se llama edema pulmonar cardiogénico. La mayoría de las veces, la acumulación de líquido en los pulmones se debe a un problema cardíaco.

Si el edema pulmonar no está relacionado con el corazón, se llama edema pulmonar no cardiogénico. A veces el edema pulmonar puede ser causado tanto por un problema cardíaco como por un problema no cardíaco.

Comprender la relación entre los pulmones y el corazón puede ayudar a explicar por qué puede ocurrir un edema pulmonar.

Cómo funcionan tus pulmones

Sus pulmones contienen muchos pequeños sacos de aire elásticos llamados alvéolos. Cada vez que respiras, estos sacos de aire toman oxígeno y liberan dióxido de carbono. Normalmente, este intercambio de gases se realiza sin problemas.

Pero a veces los alvéolos se llenan de líquido en lugar de aire, lo que impide que el oxígeno sea absorbido por el flujo sanguíneo.

Cómo funciona tu corazón

Tu corazón consiste en dos cámaras superiores y dos inferiores. Las cámaras superiores (aurículas derecha e izquierda) reciben la sangre que entra y la bombean a las cámaras inferiores (ventrículos derecho e izquierdo). Las cámaras inferiores bombean la sangre fuera del corazón.

Normalmente, la sangre desoxigenada de todo el cuerpo entra en la aurícula derecha y luego en el ventrículo derecho. Allí es bombeado a través de los grandes vasos sanguíneos (arterias pulmonares) a los pulmones. Allí, la sangre libera dióxido de carbono y recoge oxígeno a través de los alvéolos.

La sangre rica en oxígeno vuelve a la aurícula izquierda a través de las venas pulmonares, pasa por la válvula mitral del ventrículo izquierdo y finalmente sale del corazón a través del mayor vaso sanguíneo del cuerpo, llamado aorta.

Las válvulas del corazón mantienen el flujo de sangre en la dirección correcta. La válvula aórtica evita que la sangre regrese al corazón. Desde la aorta, la sangre viaja al resto del cuerpo.

Edema pulmonar cardíaco (cardiogénico)

El edema pulmonar cardiogénico es causado por el aumento de la presión en el corazón.
Suele ser el resultado de la insuficiencia cardíaca. Cuando un ventrículo izquierdo enfermo o sobrecargado de trabajo no puede bombear suficiente sangre de los pulmones, la presión en el corazón aumenta. Este aumento de presión empuja el líquido a través de las paredes de los vasos sanguíneos hacia los sacos de aire.

Las causas del edema pulmonar no cardiogénico incluyen las siguientes

  • Síndrome de Dificultad Respiratoria Aguda
    Esta grave enfermedad se produce cuando los pulmones se llenan repentinamente de líquido y de glóbulos blancos inflamables. Muchas condiciones pueden causar SDRA, incluyendo lesiones graves (trauma), infección generalizada (sepsis), neumonía y hemorragias graves.
  • Reacción adversa a los medicamentos o sobredosis de medicamentos
    Se sabe que muchas drogas, desde la aspirina hasta las drogas ilegales como la heroína y la cocaína, causan edema pulmonar.
  • Coágulo de sangre en los pulmones (embolia pulmonar)
    Si un coágulo de sangre se desplaza desde los vasos sanguíneos de las piernas a los pulmones, puede desarrollar un edema pulmonar.
  • Exposición a ciertas toxinas
    La inhalación de toxinas o la inhalación de ciertos contenidos estomacales cuando se vomita (aspiración) causa una intensa irritación de las pequeñas vías respiratorias y los alvéolos, lo que provoca una acumulación de líquido.
  • Altas altitudes
    Se ha observado edema pulmonar en montañeros, esquiadores, excursionistas y otras personas que viajan a grandes alturas, generalmente por encima de unos 2.400 metros. El edema pulmonar de altura suele producirse en personas que no se acostumbran primero a la altura (lo que puede llevar de unos pocos días a una semana más o menos).
  • Casi ahogándose
    La inhalación de agua causa una acumulación de líquido en los pulmones que es reversible con una atención médica inmediata.
  • Inhalación de humo
    El humo de un incendio contiene químicos que dañan la membrana entre los sacos de aire y los capilares, permitiendo que el fluido entre en los pulmones.

Factores de riesgo

La insuficiencia cardíaca y otras condiciones cardíacas que aumentan la presión en el corazón aumentan el riesgo de edema pulmonar. Entre los factores de riesgo de la insuficiencia cardíaca se incluyen los siguientes

  • Ritmos cardíacos anormales (arritmias)
  • El consumo de alcohol
  • Enfermedad cardíaca congénita
  • Enfermedad de las arterias coronarias
  • Diabetes
  • Enfermedad de las válvulas del corazón
  • La presión arterial alta
  • Apnea del sueño

Prevención del edema pulmonar

Es posible que pueda prevenir el edema pulmonar controlando las afecciones cardíacas o pulmonares existentes y adoptando un estilo de vida saludable.

Por ejemplo, puede reducir el riesgo de muchos tipos de problemas cardíacos tomando medidas para controlar el colesterol y la presión arterial.

Siga estos consejos para mantener su corazón sano:

  • Coma una dieta saludable rica en frutas y vegetales frescos, granos enteros y una variedad de proteínas.
  • Controla tu peso.
  • Haga ejercicio regularmente.
  • No fumes.
  • Limite el consumo de sal y alcohol.
  • Controla el estrés.

Prevención del edema pulmonar de altura (HAPE)

Para evitar la ETA, suba gradualmente a mayores alturas. Aunque las recomendaciones varían, la mayoría de los expertos aconsejan no aumentar la altitud en más de 300 a 360 metros por día una vez que se alcanzan los 2500 metros.

Estilo de vida para prevenir el edema pulmonar

Los cambios en el estilo de vida son una parte importante de la salud del corazón y pueden ayudarle a controlar algunas formas de edema pulmonar.

  • Controla tu presión sanguínea
    Si tiene presión arterial alta, tome su medicación como se le ha prescrito y controle su presión arterial regularmente. Escriba los resultados. Pídale a su médico que le diga cuál es su presión arterial objetivo.
  • Manejar otros problemas médicos
    Tratar cualquier problema médico subyacente, como el control de los niveles de glucosa si tiene diabetes.
  • Evitar los factores de riesgo
    Si el edema pulmonar es causado por drogas o por la altitud, por ejemplo, usted querrá evitar estas cosas para evitar un mayor daño a los pulmones.
  • No fume.
    Siempre es una buena idea dejar de fumar. Si necesita ayuda para dejar de fumar, hable con su médico. Él o ella puede darte consejos y a veces medicamentos para ayudarte a dejar de fumar.
  • Come menos sal
    La sal ayuda al cuerpo a retener los fluidos. En algunas personas cuya función ventricular izquierda está gravemente dañada, el exceso de sal puede ser suficiente para desencadenar una insuficiencia cardíaca congestiva. En general, la mayoría de las personas deberían consumir menos de 2.300 miligramos de sal (sodio) por día.
  • Elija una dieta saludable
    Querrás comer muchas frutas, verduras y granos enteros. Limite su consumo de grasas saturadas y trans, azúcares añadidos y sodio.
  • Controla tu peso
    El ligero sobrepeso aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares. Por otro lado, incluso una pequeña pérdida de peso puede reducir la presión arterial y el colesterol y reducir el riesgo de diabetes.
  • Hacer ejercicio regularmente
    Los adultos sanos deben realizar al menos 150 minutos de actividad aeróbica moderada o 75 minutos de actividad aeróbica vigorosa por semana, o una combinación de ambas. Si no estás acostumbrado a hacer ejercicio, empieza despacio y acumula gradualmente. Asegúrese de que su médico le dé su aprobación antes de comenzar un programa de ejercicios.

También te puede interesar leer: Causas de cáncer de pulmón: factores aparte de fumar