Deportes durante el embarazo: ¿me conviene practicarlos?

Es importante que las mujeres embarazadas se mantengan activas, ya que el sedentarismo podría resultar contraproducente para la salud de la madre y del bebé. Sin embargo, aunque el deporte y el embarazo pueden ir de la mano, muchas mujeres no lo saben y las que sí dudan sobre qué tipo de actividad física pueden realizar en esta etapa.

Si ese es tu caso, a continuación te vamos a contar todo sobre el tema. Conocerás qué actividades físicas son las más ideales para realizar durante el embarazo y te daremos consejos para evitar riesgos.

¿Puedo practicar deportes durante el embarazo?

Esta es la principal pregunta que se hacen las mujeres en estado de gestación y la respuesta es ¡sí! De hecho es necesario ejercitarse durante el embarazo. El deporte en esta etapa favorece la respiración, el metabolismo y la liberación de hormonas. Además, ayuda a estar más tranquila y relajada mentalmente, e incluso a mejorar la autoestima.

Por lo tanto, no existe ninguna razón para evitar la práctica de deportes cuando estás embarazada. Los ejercicios mejorarán tu ánimo, te sentirás motivada y afrontarás con energía los cambios que ocurren en tu cuerpo.

Actividades riesgosas durante el embarazo

No es errado pensar que el deporte representa un riesgo para la salud de la madre y su bebé. Sin embargo, no todas las actividades son riesgosas; existen actividades ligeras y otras intensivas. Estas últimas son las que debes evitar para que tu embarazo transcurra con total normalidad.

Al comienzo del embarazo debes evitar las actividades que te hacen trotar, saltar o correr. Los deportes de combate donde hay choques directos al estómago también deben descartarse. Y otros como la escalada o la equitación también suponen riesgo en el embarazo. Asimismo, debes reducir los deportes que ejerzan presión sobre el vientre y el perineo, dado que se trata de una zona sensible.

Actividades físicas recomendadas en el embarazo

En el embarazo se recomienda realizar actividades suaves y de bajo impacto. Estas propuestas son beneficiosas para favorecer la movilidad, no están contraindicadas y pueden practicarse sin importar el mes de gestación.

  • Caminar

Este es un deporte suave y muy completo que aporta energía y vitalidad. Además, lo puedes adaptar a tus gustos. Si la naturaleza es lo tuyo, una caminata en un parque puede ser muy adecuada o quizá te agrade disfrutar de un paseo mirando las vitrinas de las tiendas. Con solo caminar durante 15 minutos al día te sentirás más activa y ayudarás a regular tu respiración. Asegúrate de llevar zapatillas cómodas y suficiente hidratación.

  • Natación

Este es otro de los deportes perfectos para las mujeres embarazadas. Nadar tiene propiedades calmantes y relajantes. Por otro lado, mientras nadas trabajas los músculos y el perineo, que serán los más activos en el parto. Otra propuesta interesante es el aerobic náutico; este te dará sensación de bienestar mientras tonifica el cuerpo para que venzas la fatiga. Evita sumergirte en agua fría, ya que disminuirá tu temperatura corporal y la de tu pequeño.

  • Aeróbicos

Las mujeres embarazadas pueden realizar casi cualquier tipo de aeróbicos, ya que estos brindan oxígeno tanto a la madre como al hijo, lo cual es altamente beneficioso. Entre las mejores opciones destacan los arábicos de suelo pélvico o kegel, dado que fortalecen los músculos y el perineo para disminuir el dolor en el parto, disminuye las molestias de la incontinencia urinaria o las hemorroides. El yoga o pilates te ayudan a relajar tu mente y mejoran tu flexibilidad, lo que será útil al dar a luz. Los aeróbicos son perfectos para realizar todos los días, incluso en la última etapa del embarazo.

Si tienes en cuenta estas recomendaciones podrás practicar deportes durante el embarazo de forma segura para ti y para tu bebé.