Nutrición

¿Cómo dormir bien?: La comida que hay que comer por la noche

Comer bien por la noche ayuda a la digestión y permite dormir bien: todos los consejos sobre los mejores menús de la noche.

Los consejos para mejorar el sueño casi siempre se refieren a los hábitos nocturnos, como la limitación del uso de aparatos electrónicos y la disposición del dormitorio. Sin embargo, hay que tener en cuenta otro aspecto importante: la nutrición. Seguramente ya has oído el dicho «eres lo que comes», pero en este caso lo que ingieres por la noche también puede tener un efecto sobre tu sueño. Algunos estudios recientes han mostrado algunos resultados interesantes que sería útil tener en cuenta en todo momento. ¿Cómo tiene que ser una cena para que podamos dormir bien?

Cómo dormir bien: consejos

En primer lugar, la cena debe ser rica en nutrientes, como alfa caroteno, folatos, fósforo, vitaminas C y D, selenio, zinc, magnesio y potasio, sólo para nombrar algunos.

Por la misma razón debe ser rico en alimentos, en particular carne, frutas, verduras y cereales. Sin embargo, usted prefiere los alimentos magros, ya que los ricos en grasa pueden contribuir a la indigestión o a condiciones que retrasan o dificultan el sueño, como el aumento de la presión arterial. Asimismo, opte por alimentos que sean fáciles de digerir y no sean estimulantes. Por lo tanto, evita el azúcar y la cafeína, así como las especias. Por último, intente preparar una cena equilibrada, pero sobre todo no sea tacaño con las calorías, ya que el hambre es el enemigo del descanso. De la misma manera, atiborrarse no ayudará. En este caso, aprende a escuchar a tu cuerpo, especialmente a tu estómago.

Asesoramiento alimentario.

Basándonos en lo que se ha dicho hasta ahora, aquí hay algunos ejemplos de un menú de noche para descansar mejor.

Pasta con salsa marinara: La salsa marinara es muy fácil de hacer incluso en casa. De hecho, los alimentos caseros son preferibles a los alimentos preenvasados y precocinados, ya que se evitará ingerir componentes artificiales que puedan interferir con el sueño. Prepara un salteado con ajo, cebolla, zanahorias y champiñones y luego agrega el puré de tomate. Si quieres hacer un solo plato (pero ya no será una marinara), puedes añadir salchicha de pavo o pollo molido.

Bacalao, col y cebada: El bacalao es rico en vitamina B, selenio y fósforo y se sabe que es un pescado ligero para digerir. Empanizarlo o asarlo (en lugar de freírlo) y acompañarlo con col salteada y cebada entera.

Sazona con un chorrito de limón.

Piadina de pavo: No te preocupes si tienes poco tiempo, hay una receta para cada ocasión. El pavo es rico en minerales y vitaminas y es una de las proteínas más eficaces para el sueño del bebé. Elija un tipo de rebanadas de pavo bajas en sodio y use una piadina integral sin manteca de cerdo. Añade todas las verduras que quieras. Para llenarte sin agobiarte, puedes disfrutar de otras verduras o patatas asadas como guarnición.

Salmón gratinado y verduras: El salmón es el llamado superalimento, es decir, un alimento excepcionalmente rico en todo tipo de nutrientes. Gracias a la vitamina D, el selenio y el fósforo, es perfecto para una cena que combina tu descanso. Para maximizar su función, cocínelo con aceite de coco y acompáñelo con zanahorias, coles de Bruselas, coliflor y arroz integral.

Ensalada de quinua y nueces: La quinua contiene fósforo, potasio y muchos otros minerales, así como proteínas y carbohidratos. Añade tomates, aceitunas, pasas, maíz, cebollas y nueces a la quínoa. Completa la comida con un chorrito de limón o vinagreta. Si quieres, también puedes añadir huevo hervido, pollo o salmón a la parrilla.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.