Dolor muscular: Nutrición para músculos sanos

Los dolores musculares y articulares no vienen sin causas. Mala postura, esfuerzo excesivo, fatiga, deficiencia de vitaminas y minerales son algunas de las razones. Una dieta sana y equilibrada es esencial para la salud de los músculos.

Comprender el dolor muscular

Es el dolor que se siente en los músculos. Cualquiera puede sufrir de estos dolores. De hecho, la mayoría cree que son principalmente los ancianos las víctimas de la mialgia. Sin embargo, muchos jóvenes y deportistas lo respiraron. El dolor muscular puede tener diferentes causas. Por lo tanto, es importante identificarlos antes de encontrar un tratamiento. Entre estas causas, podemos distinguir:

  • El efecto secundario de un medicamento,
  • Movimientos repetitivos,
  • Los movimientos en falso,
  • Ejercicio inusual o excesivo,
  • Infección viral u otras enfermedades.

Los diferentes tipos de dolor muscular

Como hay diferentes causas de dolor muscular, también hay diferentes tipos. Debe tenerse en cuenta que los músculos expresan dolor cuando están cansados, dañados o han trabajado duro. Cada dolor tiene su propio significado. Debe tener esto en cuenta para encontrar el mejor tratamiento. Hay dolor crónico o frecuente, así como dolor que ocurre durante o después del ejercicio.

Dolor muscular durante el ejercicio

Antes de comenzar una actividad física, siempre es necesario contraer los músculos. Al principio de la actividad, los músculos extraen su energía de sus propias reservas. Si el ejercicio continúa sin pausa, las reservas se agotan y usted sentirá una sensación de ardor. Este es el fenómeno de la acidez durante el cual las células transforman los azúcares en ácido láctico. Esto último impide el buen funcionamiento de los músculos. Se recomienda una breve pausa y un esfuerzo mucho más suave para aliviar el dolor muscular. Debe tenerse en cuenta que las contracciones musculares excesivas y los estiramientos siempre causan lesiones. Hasta que los músculos se acostumbren, debe comenzar con un esfuerzo moderado.

Dolor muscular después del ejercicio

Con mucha frecuencia, el dolor muscular ocurre dentro de las 24 a 48 horas después del ejercicio. Las causas de estos dolores son variadas:

  • Curvaturas: inflamación de los músculos debido a la eliminación de residuos y a la reconstrucción de los elementos dañados. Desaparecen después de 2 a 5 días.
  • Contractura: los músculos permanecen contraídos como una pelota durante varios días. Es necesario un descanso y una sesión de masaje regular.
  • Desgarro muscular: una pequeña parte del tejido se ha desgarrado. Este dolor ocurre cuando los músculos están sobrecargados. El cese inmediato del ejercicio y un período de descanso de 3 a 5 semanas son esenciales.
  • Ruptura muscular completa: es muy dolorosa y requiere sesiones de cirugía y rehabilitación durante varios meses.

Dolor muscular asociado con enfermedades

Además del ejercicio físico, algunos dolores musculares se deben a enfermedades o ataques de virus. Hay rigidez de cuello y lumbago. Se caracterizan por un dolor localizado durante el movimiento. También hay fibromialgia, que causa dolor muscular crónico. Varias enfermedades y muchos factores pueden causar estos dolores musculares. Según estudios avanzados, el agotamiento del eje de tensión es la primera causa. Es particularmente relevante para los adolescentes y las personas entre 30 y 50 años de edad.

  • En la adolescencia, se produce un fuerte estrés y un evento muy desafiante desde el punto de vista emocional.
  • Entre los 30 y 50 años de edad, los niveles de estrés aumentan y la mayoría cambia a este síndrome.

Cabe señalar que la fibromialgia no es una enfermedad grave. No invalida al paciente y no produce complicaciones. Sin embargo, el dolor crónico y persistente limita las actividades diarias y puede tener un impacto en la vida laboral.

Dieta para optimizar la salud muscular

Si usted experimenta dolor o rigidez muscular, debe pensar en tratar y mejorar su dieta. Aquí están los alimentos para elegir:

  • Los pescados grasos contienen aceites beneficiosos para combatir la inflamación. Reducen la cantidad de sustancia que puede dañar el cartílago. También previenen la producción de sustancias inflamatorias
  • Las verduras verdes y los frutos secos son ricos en magnesio y potasio. La primera facilita la absorción del calcio y la segunda reduce el nivel de acidez,
  • Las frutas amarillas como la papaya, el mango y la guayaba contienen enzimas digestivas. Tienen el poder de reducir la acidez en su cuerpo,
  • También se recomienda una actividad física moderada y una sesión de relajación. El yoga, la natación, un masaje relajante le ayuda a alcanzar un estado de relajación profunda. Es la mejor solución para minimizar las sustancias inflamatorias en el cuerpo.

El consumo de ciertos alimentos como los productos lácteos, la carne roja, la harina blanca y otros alimentos procesados debe reducirse. Aumentan el nivel de acidez en el cuerpo y aumentan el dolor. Del mismo modo, también deben evitarse las patatas, los tomates y los pimientos. Contienen alcaloides, una sustancia que inhibe la acción regeneradora del colágeno en las articulaciones. También evite sustancias nocivas como el tabaco, el alcohol y el café. El último punto a tener en cuenta es el estrés, ya que favorece la formación de sustancias inflamatorias. Cada día, disfrute de un momento de relajación y relajación.