Dolor en la muñeca: esguince, artritis, túnel carpiano… Cómo tratar y proteger las muñecas

El dolor de muñeca suele ser causado por esguinces o fracturas resultantes de lesiones repentinas. Pero el dolor de muñeca también puede ser el resultado de problemas a largo plazo como el estrés repetitivo, la artritis y el síndrome del túnel carpiano.

Debido a que muchos factores pueden causar dolor de muñeca, puede ser difícil diagnosticar la causa exacta. Pero un diagnóstico preciso es esencial para un tratamiento y una curación adecuados.

Síntomas de dolor en la muñeca

El dolor en la muñeca puede variar dependiendo de la causa. Por ejemplo, el dolor relacionado con la osteoartritis suele describirse como similar al dolor de muelas persistente. Mientras que el síndrome del túnel carpiano suele causar una sensación de hormigueo o punzadas, especialmente por la noche. La ubicación precisa de su dolor en la muñeca también proporciona pistas sobre lo que hay detrás de sus síntomas.

¿Cuándo ver a un médico?

No todos los dolores en la muñeca requieren atención médica. Los esguinces y torceduras menores suelen responder a la aplicación de hielo, al descanso y a la medicación para el dolor de venta libre. Pero si el dolor y la hinchazón duran más de unos pocos días o empeoran, consulte a su médico. Un diagnóstico y tratamiento tardíos pueden llevar a una curación deficiente, a una reducción del rango de movimiento y a una discapacidad a largo plazo.

Causas del dolor en la muñeca

El daño en cualquier parte de la muñeca puede causar dolor y afectar a la capacidad de usar la muñeca y la mano.

Lesiones

– Impactos repentinos

Las lesiones en las muñecas suelen ocurrir cuando se cae hacia adelante sobre la mano extendida. Esto puede causar esguinces, torceduras e incluso fracturas. Una fractura de escafoides involucra un hueso en el lado del pulgar de la muñeca. Es posible que este tipo de fractura no aparezca en las radiografías inmediatamente después de la lesión.

– Estrés repetitivo

Cualquier actividad que implique movimientos repetitivos de la muñeca, ya sea golpear una pelota de tenis, tocar el violonchelo o esquiar a campo abierto, puede inflamar el tejido alrededor de las articulaciones o causar fracturas por tensión. Especialmente cuando realizas el movimiento durante horas sin descanso. La enfermedad de De Quervain es una lesión por estrés repetitivo que causa dolor en la base del pulgar.

Artritis

– Osteoartritis

Este tipo de artritis se produce cuando el cartílago que cubre los extremos de los huesos se deteriora con el tiempo. La osteoartritis de la muñeca es poco común y suele ocurrir sólo en personas que se han lesionado la muñeca en el pasado.

– Artritis reumatoide

La artritis reumatoide es un trastorno en el que el sistema inmunológico del cuerpo ataca sus propios tejidos. Si una muñeca está afectada, la otra suele estar también afectada.

Otras enfermedades y condiciones

Huesos de la muñeca

– Síndrome del túnel carpiano

El síndrome del túnel carpiano se desarrolla cuando hay un aumento de la presión sobre el nervio mediano al pasar por el túnel carpiano, un conducto en la palma de la muñeca.

– Quistes ganglionares

Estos quistes de tejido blando se producen con mayor frecuencia en la parte de la muñeca opuesta a la palma de la mano. Los quistes de ganglios pueden ser dolorosos, y el dolor puede empeorar o mejorar con la actividad.

– La enfermedad de Kienbock

Esta enfermedad suele afectar a los adultos jóvenes e implica el colapso progresivo de uno de los pequeños huesos de la muñeca. La enfermedad de Kienbock ocurre cuando el suministro de sangre a este hueso está comprometido.

Factores de riesgo que causan o agravan el dolor de la muñeca

El dolor de muñeca puede ocurrirle a cualquiera, ya sea que sea muy sedentario, muy activo o en algún punto intermedio. Pero su riesgo puede aumentar:

– Haciendo deporte

Las lesiones de muñeca son comunes en muchos deportes, tanto los que implican un impacto como los que implican un esfuerzo repetitivo en la muñeca. Estos pueden incluir fútbol, bolos, golf, gimnasia, snowboard y tenis.

– Trabajo repetitivo

Casi cualquier actividad que implique a las manos y las muñecas, incluso tejer y cortar el pelo, si se hace con suficiente fuerza y frecuencia, puede provocar un dolor incapacitante en la muñeca.

– Ciertas enfermedades o condiciones

El embarazo, la diabetes, la obesidad, la artritis reumatoide y la gota pueden aumentar el riesgo de desarrollar el síndrome del túnel carpiano.

Cómo evitar que se produzcan dolores de muñeca

Es imposible prevenir los eventos inesperados que a menudo causan lesiones en la muñeca, pero estos consejos básicos pueden ofrecer cierta protección:

– Fortalecer los huesos

Un consumo adecuado de calcio, 1.000 miligramos por día para la mayoría de los adultos y al menos 1.200 miligramos por día para las mujeres mayores de 50 años, puede ayudar a prevenir las fracturas.

– Prevenir las caídas

Caer hacia adelante sobre una mano extendida es la causa principal de la mayoría de las lesiones de muñeca. Para prevenir las caídas, use un calzado apropiado. Eliminar los peligros del hogar. Ilumina tu espacio vital. E instalen barras de agarre en el baño y pasamanos en las escaleras, si es necesario.

– Utilice equipo de protección para las actividades deportivas

Use protectores de muñeca para actividades de alto riesgo como el fútbol, el snowboard y el patinaje.

– Presta atención a la ergonomía

Si pasa largos períodos frente al teclado, haga descansos regulares. Cuando escriba, mantenga su muñeca en una posición neutral y relajada. Un teclado ergonómico y un soporte de espuma o gel para la muñeca pueden ayudar.

Tratamiento del dolor de muñeca

Los tratamientos para los problemas de la muñeca varían considerablemente según el tipo, la ubicación y la gravedad de la lesión, así como la edad y la salud general.

Terapia para el dolor de muñeca

Un fisioterapeuta puede establecer tratamientos y ejercicios específicos para lesiones de muñeca y problemas de tendones. Si tiene que someterse a una operación, su fisioterapeuta también puede ayudarle a reajustarse después de la operación. También puede beneficiarse de una evaluación ergonómica que aborde los factores del lugar de trabajo que pueden contribuir al dolor de la muñeca.

Si tiene un hueso roto en la muñeca, los soportes deberán estar alineados para que el hueso pueda sanar adecuadamente. Un yeso o una férula pueden ayudar a mantener los fragmentos de hueso juntos mientras se curan.

Si tiene un esguince o una torcedura de muñeca, es posible que necesite usar una férula para proteger el tendón o el ligamento lesionado mientras se cura. Las tablillas son especialmente útiles en los casos de lesiones debidas al uso excesivo causado por movimientos repetitivos.

Cirugía

En algunos casos, puede ser necesaria la cirugía. Aquí hay algunos ejemplos:

– Fracturas de huesos. En algunos casos, puede ser necesaria la cirugía para estabilizar las fracturas de los huesos y permitir que se curen. Un cirujano puede necesitar conectar los fragmentos de hueso entre sí con un equipo de metal.

– Síndrome del túnel carpiano. Si sus síntomas son graves, es posible que necesite abrir el ligamento que forma el techo del túnel para aliviar la presión sobre el nervio.

– Reparación del tendón o del ligamento. A veces es necesaria la cirugía para reparar los tendones o ligamentos que se han roto.

También puede interesarle leer: Evitar las crisis de gota de forma natural