Salud

Dolor de rodilla: 12 causas principales y sus síntomas

Nuestra rodilla es una articulación compleja, por lo que muchas afecciones y lesiones comunes pueden causar dolor de rodilla.

Hay diferentes ligamentos alrededor y dentro de la rodilla, así como tendones y bursas, pequeños sacos llenos de líquido que pueden inflamarse. Hay muchas estructuras diferentes, y muchos de estos tipos de dolor se superponen.

En general, si siente calor en la rodilla, falta de amplitud de movimiento en la rodilla o dolor intenso en la rodilla al cargar peso, debe acudir al médico. Es importante acudir a un médico para obtener un diagnóstico preciso, prevenir daños mayores en la rodilla, tratar la causa fundamental del dolor e intervenir con el tratamiento adecuado.

Causas comunes del dolor de rodilla

A continuación se presentan algunas de las causas más comunes del dolor de rodilla y sus síntomas típicos:

  1. Bursitis

Si nota que su dolor de rodilla va acompañado de una hinchazón, enrojecimiento o calor repentinos en la zona afectada, debe buscar atención médica. La bursa, un saco lleno de líquido en la rodilla que ayuda a lubricar la articulación puede estar infectada. Ciertos factores, como lesiones previas en la articulación o una herida en la rodilla, pueden aumentar el riesgo de este tipo de infección. Las infecciones también pueden causar fiebre, escalofríos y náuseas, por lo que hay que estar atento a estos síntomas. Si cree que tiene bursitis, lo mejor es limitar su actividad hasta que la rodilla haya sido evaluada por un médico. La mayoría de las bursitis de rodilla no requieren cirugía y pueden tratarse con remedios como el hielo y los antiinflamatorios.

  1. Ciática

Esta afección, que suele referirse a un dolor que se extiende desde la parte baja de la espalda hasta la parte baja de la pierna o las piernas, puede estar causada por la presión de un disco sobre un nervio de la parte baja de la espalda. Si el dolor no está localizado sólo en la rodilla y afecta a la parte inferior de la pierna en general, este tipo de dolor de rodilla puede estar relacionado con la ciática y no con la rodilla en sí. Sin embargo, el dolor de ciática no suele estar aislado sólo en la rodilla. Si tiene un dolor de piernas que empieza en la parte baja de la espalda y se extiende a la rodilla, sería prudente investigar la parte baja de la espalda como causa del dolor de rodilla.

  1. Esguinces y desgarros de cartílago

Los esguinces de ligamentos de la rodilla suelen estar causados por un golpe en la rodilla o una torsión repentina de la misma. Los síntomas más comunes son una sensación de chasquido, dolor, hinchazón, inestabilidad (la rodilla se dobla al caminar) o dificultad para caminar.

La rotura del cartílago, que puede producirse como resultado de una lesión en la rodilla o de la artritis, es otra causa común de dolor de rodilla. Los traumatismos (o el desgaste general) de la rodilla pueden desgarrar los meniscos, que son almohadillas de tejido conectivo que absorben los impactos y se encuentran en la articulación de la rodilla. La deformación de la rodilla, la hinchazón y el dolor durante determinados movimientos pueden indicar una rotura del cartílago.

  1. Artritis

Los siguientes tipos de artritis son los más propensos a causar dolor de rodilla:

La artrosis se produce cuando el cartílago de la rodilla se deteriora con el uso y la edad. El dolor al soportar el peso, la hinchazón con la actividad y la disminución de la amplitud de movimiento pueden indicar osteoartritis.

La artritis reumatoide (AR) es una enfermedad autoinmune que puede afectar a la articulación de la rodilla. El dolor, las deformidades de la articulación de la rodilla y la hinchazón pueden indicar la existencia de una AR.

La gota, que se produce cuando se acumulan cristales de ácido úrico en la articulación, presenta síntomas específicos, como una articulación de la rodilla muy dolorosa, roja y caliente al tacto.

La seudogota, causada por cristales que contienen calcio en el líquido articular, es similar a la gota pero suele ser menos sintomática.

La artritis séptica, que se produce cuando la articulación de la rodilla se infecta, puede causar hinchazón, dolor y enrojecimiento, así como fiebre y una sensación general de malestar. No suele estar causada por un traumatismo en la rodilla. Llame a su médico inmediatamente si tiene síntomas de artritis séptica, ya que puede causar rápidamente un daño importante al cartílago de la rodilla.

  1. Tendinitis

La tendinitis, o inflamación de los tendones, es otra causa común de dolor de rodilla. La tendinitis del tendón rotuliano (de la rodilla), conocida como rodilla de saltador, se produce con frecuencia en deportes como el baloncesto, donde la fuerza del impacto contra el suelo tras un salto puede tensar el tendón. Los síntomas de la tendinitis suelen incluir dolor en el rango de movimiento, sensibilidad local y debilidad relacionada con el dolor de la rodilla.

Otras causas y síntomas del dolor de rodilla

Otras lesiones, síndromes y problemas mecánicos también pueden causar dolor de rodilla. Entre ellas se encuentran:

  1. Lesión del ligamento cruzado anterior (LCA)

Una lesión del LCA se produce cuando se rompe el ligamento cruzado anterior (LCA), que es uno de los cuatro ligamentos que conectan la tibia con el fémur. Es una lesión habitual en personas que practican deportes como el baloncesto y el fútbol, que requieren cambios bruscos de dirección. Llame a su médico inmediatamente si experimenta cualquier síntoma de una lesión del LCA, como un sonido de chasquido o una sensación de «chasquido» en la rodilla.

  1. Fracturas

Una fractura de rodilla puede producirse si los huesos de la rodilla, incluida la rótula, se rompen en incidentes como caídas o accidentes de tráfico. También puede ser causada por algo tan pequeño como dar un paso en falso si tus huesos son más débiles debido a la osteoporosis. Llame a su médico inmediatamente si experimenta los síntomas de una fractura de rodilla, es decir, un dolor repentino alrededor de la rótula o en la propia rodilla, posiblemente acompañado de hinchazón, incapacidad para doblar o enderezar la rodilla o mantener la pierna recta, una deformidad de la rodilla o un hueso que sobresale a través de la piel de la rodilla.

  1. Síndrome de dolor patelofemoral

El síndrome de dolor patelofemoral, a veces llamado «rodilla de corredor», es un dolor entre la rótula y el fémur. Esta afección es común en atletas y adultos jóvenes, y puede desarrollarse en adultos mayores debido a la artritis.

Problemas mecánicos

Varios problemas mecánicos de la rodilla también pueden causar dolor:

  1. Síndrome de la banda iliotibial (SBI)

El SBI se produce cuando la banda iliotibial, la dura banda de tejido que va desde la parte exterior de la cadera hasta la parte exterior de la rodilla, se tensa tanto que empieza a rozar la parte exterior del fémur. Esta enfermedad suele afectar a corredores y ciclistas. Consulte a su médico si tiene algún síntoma de SII, como dolor de cadera, sensación de chasquido en la parte exterior de la rodilla, dolor, calor o enrojecimiento en la rodilla.

  1. Dislocación de rótula

Una rótula dislocada, también conocida como luxación de rótula, se produce cuando el hueso triangular que cubre la parte delantera de la rodilla se mueve. Llame a su médico si experimenta síntomas de una rótula dislocada, como un sonido de chasquido, deformidad de la rodilla, dolor intenso, hinchazón repentina, hematomas o bloqueo de la rodilla, incapacidad para caminar o si su rótula está visualmente desplazada.

  1. Cuerpo suelto

Un «cuerpo suelto» puede producirse cuando una lesión o degeneración del hueso o del cartílago hace que un trozo de hueso o cartílago se desprenda y quede flotando en el espacio articular, lo que puede afectar al movimiento de la articulación de la rodilla. Esta condición puede causar una sensación de bloqueo en la articulación, o dificultar el movimiento o la extensión completa de la misma. Llame a su médico si tiene síntomas de un cuerpo extraño.

  1. Dolor de cadera o de pies

El dolor de cadera o de pies puede cambiar la forma de caminar, lo que puede suponer una tensión en la articulación de la rodilla y provocar dolor de rodilla. Recuerde que si el dolor de rodilla es intenso o no desaparece al cabo de unos días o semanas, es importante que acuda a un médico, que le hará un examen y pruebas de laboratorio o de imagen para identificar la causa del dolor y recomendarle el tratamiento, la terapia o la intervención adecuados.

Puede interesarle: Fibromialgia: cómo reducir el dolor y los síntomas