Diverticulitis: ¿Qué es y cómo tratarla?

La diverticulitis, denominada en ocasiones como “enfermedad occidental”, ocurre más a menudo en estas zonas porque las dietas occidentales bajas en fibra, contribuyen al desarrollo de esta enfermedad. Es por ello, que, en los países de Europa, América del Norte y Australia son considerablemente altas las tasas de enfermedad diverticular, siendo más bajas en los países asiáticos y africanos.

Quédate leer si quieres enterarte en qué consiste esta enfermedad.

¿En qué consiste la diverticulitis?

La diverticulitis es una inflamación que afecta mayormente al colon, debido a que este se debilita con el transcurso de los años. Cuando las paredes del intestino se ven sometidas a transportar heces duras, ocurre un aumento de presión, ocasionando la formación de bolsas llamadas divertículos.

A pesar de que se desconocen las causas de esta enfermedad, los investigadores afirman que la ausencia de fibra dietética, podría ser un factor de riesgo.

Relación entre la fibra y la enfermedad diverticular

La fibra juega un papel fundamental en nuestro intestino, ya que cuando tú dieta carece de este alimento, tus heces se endurecen, produciendo estreñimiento y ejerciendo una presión adicional sobre el colon, debido a que los músculos del intestino deben esforzarse más para empujar las heces.

Los divertículos no presentan síntomas ni dolor hasta que los alimentos o las heces no digeridos, se alojan allí, causando una infección y produciendo diverticulitis.

A pesar de que se encuentra en discusión el papel que juega la fibra en relación a esta enfermedad, es importante saber, que este alimento es crucial en su alimentación, ya que ayuda a mantener las heces suaves, permitiéndoles cruzar el tracto digestivo suavemente.

Algunos factores de riesgo en el desarrollo de esta enfermedad

Entre las causas que pueden conducir a la diverticulitis están:

  • Envejecimiento
  • Sexo
  • La genética
  • La obesidad
  • El consumo de tabaco
  • Falta de ejercicio físico
  • Alimentación alta en grasas no saludables y baja en fibra
  • Algunos medicamentos como los esteroides, los opioides y los antiinflamatorios no esteroides (AINE)

Un estudio publicado en el Journal of American Medical Association refutó la afirmación de algunos, de que comer nueces, semillas o maíz podrían ser causantes de esta inflamación del divertículo.

Síntomas de la diverticulitis

Cuando presentas divertículos en el colon se descubren mediante una tomografía computarizada. Pero en el caso de que nunca hayas experimentado dolor abdominal o diarrea, existe un 70% de probabilidades de que estas bolsas no manifiesten sus síntomas.

 

En caso de que se presenten, estos suelen ser:

  • Dolor abdominal
  • Hinchazón
  • Estreñimiento o diarrea
  • Calambres

Los síntomas se vuelven más intensos y dolorosos, una vez que la diverticulitis estalla, provocando:

  • Dolor fuerte y constante en la parte baja del abdomen
  • Cambio en tus hábitos intestinales, puedes presentar estreñimiento o diarrea
  • Náuseas y vómitos
  • Fiebre de 38 grados o más
  • Escalofríos
  • Sensación de malestar y cansancio
  • Sangre roja o marrón brillante al defecar

Los tratamientos para la diverticulitis

Los remedios para esta enfermedad digestiva incluyen antibióticos y analgésicos de venta libre y en algunos casos más extremos, se realiza un procedimiento quirúrgico como la resección intestinal. Sin embargo, puedes presentar efectos secundarios si aplicas este tipo de tratamiento. Es por ello, que puedes recurrir a métodos naturales como:

●       Cambiar tu dieta

Intente evitar los alimentos procesados y escoja aquellos ricos en fibra como frutas, verduras, caldo de hueso casero, jugo de vegetales verdes y té de jengibre.

●       Aumente su consumo de líquidos

Si empiezas a consumir alimentos altos en fibra, esta se encargará de absorber el agua, de modo que debe consumir mucho líquido para que la fibra no le cause estreñimiento.

●      Realiza ejercicio periódicamente

La actividad física, garantiza el correcto funcionamiento del intestino, reduciendo la presión sobre el colon. Caminar regularmente o hacer yoga, pueden ayudarte positivamente.

●       Escoja alimentos ricos en probióticos

Este tipo de alimentos contienen bacterias saludables que le ayudan a aliviar los trastornos digestivos como estreñimiento, gases y distensión abdominal.

Si presenta síntomas de diverticulitis, no dude en acudir a un especialista para la realización de un examen médico para identificar si tiene inflamación. De ser así, siga estrictamente las recomendaciones para aliviar sus síntomas.