Dile adiós a las espinillas de manera natural

Los puntos negros o espinillas son a menudo un dolor de cabeza para muchos. Estos son una masa de células causada por el exceso de sebo rechazado por la piel, las cuales se acumulan debajo de los poros y obstruyen la superficie epidérmica. La situación empeora cuando se tiene una piel excesivamente grasa, ya que la epidermis produce demasiados lípidos que impiden la pronta renovación de las células.

Causas de los puntos negros

La causa más común de esta afección es la acumulación de sebo. Sin embargo, los puntos negros o espinillas también pueden presentarse debido a:

  • Hormonas

La disminución de los niveles de estrógeno luego de la pubertad puede provocar la aparición de puntos negros. Algunas mujeres sufren una reducción más dramática que otras y esto significa que el cuerpo no contiene suficiente estrógeno, sino testosterona. Debido a ello, las glándulas sebáceas producirán una mayor cantidad de estrógeno, obstruyendo los poros. Esta causa puede estar relacionada incluso con la aparición de acné.

  • El sudor

Las largas horas de entrenamiento o las olas de calor que se producen en ciertas épocas del año pueden ser desencadenantes para la aparición de espinillas. El sudor obstruye los poros ocasionando la acumulación de la grasa. Esto puede empeorar si hay presencia de maquillaje o cremas para la piel.

  • Productos cosméticos

La mayoría de estos productos contienen colores, perfumes y alcohol artificial que propicia la aparición de puntos negros. Los productos humectantes aumentan la acumulación de grasa bajo la epidermis, obstruyendo la piel y ocasionando puntos negros.

Empieza la guerra contra las espinillas

Los llamados ‘remedios de la abuela’ suelen ser los más recomendados para este problema, debido a que están compuestos por ingredientes naturales. Uno de los más comunes es la mezcla de bicarbonato, miel, limón y sal fina.

También puedes optar por la hoja de laurel, el perejil, la papa al horno y el tomillo, usándolos como máscara, luego de hervirlos. Para aplicar una loción limpiadora puedes usar tomate con infusión de alchemilla.

Ten en cuenta que los productos naturales son los mejores aliados si sufres de espinillas. Aquellos productos que prometen resultados milagrosos y se hacen llamar correctores o limpiadores son a menudo perjudiciales para tu piel.

Otra recomendación importante es el cuidado de tu alimentación. Tu dieta debe ser rica en verduras, frutas, zinc, quesos y huevos. Recuerda también consumir mucha agua y lavar tu rostro regularmente. Si ninguno de estos consejos te ayuda a acabar con el problema, no dudes en consultar con un dermatólogo.