Bienestar

10 beneficios inesperados de empezar el día con un paseo

Cuando te levantas por la mañana, ponerte en movimiento puede no ser tu primera prioridad. Pero empezar el día con un paseo, ya sea por tu barrio o de camino al trabajo o al colegio, puede ofrecer a tu cuerpo una serie de beneficios para la salud.

Aquí tienes 10 razones por las que deberías empezar el día dando unos pasos. También encontrarás algunos consejos para que esta actividad forme parte de tu rutina diaria.

  1. Mejora tu estado de ánimo

Caminar por la mañana también tiene beneficios fisiológicos.

Un paseo puede ayudar a:

  • mejorar la autoestima
  • mejorar el estado de ánimo
  • reducir el estrés
  • reducir la ansiedad
  • reducir el cansancio
  • reducir los síntomas de la depresión o reducir el riesgo de depresión

Para obtener los mejores resultados, intenta caminar durante 20-30 minutos al menos 5 días a la semana.

  1. Aumenta tu energía

Empezar el día con un paseo puede darte más energía a lo largo del día. Esto es especialmente cierto si se camina al aire libre. Los estudios demuestran que los adultos que caminan 20 minutos al aire libre tienen más vitalidad y energía que los que caminan 20 minutos dentro de una máquina.

La próxima vez que necesites un impulso de energía por la mañana o te sientas cansado al levantarte, puedes probar a caminar.

  1. Puede ayudarte a perder peso

Caminar por la mañana puede ayudarte a conseguir tus objetivos de pérdida de peso. Caminar a un ritmo moderado durante 30 minutos puede quemar hasta 150 calorías. Combinado con una dieta saludable y un entrenamiento de fuerza, puede ayudar a perder peso.

  1. Comienza tu actividad física del día

Uno de los beneficios de un paseo matutino es que te permite comenzar la actividad física del día antes de que otras obligaciones familiares, laborales o escolares te desvíen. Para mantenerte sano, intenta hacer al menos entre 150 y 300 minutos de ejercicio de intensidad moderada a la semana.

Intenta caminar 30 minutos 5 mañanas a la semana para cumplir con estos requisitos.

  1. Fortalecer los músculos

Caminar puede ayudar a fortalecer los músculos de las piernas. Para obtener los mejores resultados, camina a un ritmo entre moderado y rápido. Intenta cambiar tu rutina y sube escaleras, sube y baja colinas o camina en una cinta con inclinación. Añade ejercicios de fortalecimiento de las piernas, como sentadillas y estocadas, varias veces a la semana para conseguir un mayor tono muscular.

  1. Prevenir o gestionar los problemas de salud

Caminar puede tener muchos beneficios para la salud, como reforzar la inmunidad y prevenir y ayudar a controlar una serie de problemas de salud.

Los estudios demuestran que caminar 30 minutos al día puede reducir el riesgo de padecer enfermedades cardíacas en un 19%. Si tienes diabetes, caminar también puede ayudarte a reducir tus niveles de azúcar en sangre. Incluso puede ayudar a aumentar la vida útil y a reducir el riesgo de enfermedades cardíacas y ciertos tipos de cáncer.

  1. Dormir mejor por la noche

Caminar a primera hora de la mañana puede ayudarte a dormir mejor por la noche. Un pequeño estudio de 2017 analizó a adultos de entre 55 y 65 años que tenían dificultades para conciliar el sueño por la noche o vivían con insomnio leve. Los que hacían ejercicio por la mañana frente a los que lo hacían por la tarde experimentaban una mejor calidad del sueño por la noche. Sin embargo, se necesita más investigación para determinar por qué hacer ejercicio por la mañana puede ser mejor para el sueño que hacerlo por la noche.

  1. Mejora tu claridad mental

Un paseo matutino puede ayudar a mejorar la claridad mental y la capacidad de concentración a lo largo del día. Un estudio reciente descubrió que, entre las personas mayores, las que empezaban el día con un paseo matutino mejoraban su función cognitiva, en comparación con las que permanecían sedentarias.

Caminar también puede ayudarte a pensar de forma más creativa. Las investigaciones demuestran que caminar favorece la libre circulación de ideas, lo que puede ayudar a resolver problemas mejor que estar sentado o ser sedentario. Esto es especialmente cierto si se camina al aire libre. La próxima vez que tengas una reunión matutina o una sesión de brainstorming, sugiere a tus compañeros que te acompañen a dar un paseo, si es posible.

  1. Evitar el calor

Una de las ventajas de caminar por la mañana en verano, o si vives en un clima donde hace calor todo el año, es que puedes hacer ejercicio antes de que haga demasiado calor. Asegúrate de beber mucha agua para mantenerte hidratado antes y después del entrenamiento. Lleva una botella de agua, si es necesario. O planea caminar por una ruta con fuentes de agua.

  1. Tomar decisiones más saludables a lo largo del día

Empezar el día con un paseo puede inspirarte a tomar decisiones más saludables a lo largo del día. Después de la caminata, es posible que te sientas con más energía y menos privado de sueño; cuando tu energía es baja o estás cansado, es más probable que busques bocadillos reconfortantes o potenciadores de energía. Caminar por la mañana puede animarte a elegir un almuerzo y un tentempié saludables por la tarde.

Cómo hacer que caminar forme parte de tu rutina

– Prepara tu ropa para el paseo la noche anterior. Deja los calcetines y las zapatillas junto a la puerta para no tener que buscarlos por la mañana.

– Intenta poner el despertador 30 minutos antes para poder caminar al menos 20 minutos por la mañana. Busca un sendero natural cercano o simplemente camina por el barrio.

– Busca a un amigo o a un compañero de trabajo con el que puedas pasear por la mañana. Hablar y trabajar juntos puede ayudarte a mantener la motivación.

– Si no dispones de mucho tiempo por las mañanas, considera la posibilidad de incorporar los desplazamientos a pie. Si no puedes ir andando al trabajo, intenta bajarte del autobús una o dos paradas antes para caminar un poco. O estaciona más lejos de tu oficina para poder caminar desde tu auto.

¿Debes caminar antes o después del desayuno?

Si caminas por la mañana, quizá te preguntes si es importante hacerlo antes o después del desayuno y si puede ayudarte si tienes objetivos de pérdida de peso. Las investigaciones son contradictorias sobre si saltarse el desayuno aumenta el metabolismo o ayuda a perder peso más rápidamente.

Algunas investigaciones demuestran que hacer ejercicio con el estómago vacío (antes del desayuno) ayuda al cuerpo a quemar más grasa. Pero es necesario investigar más. Mientras tanto, depende de tu cuerpo. Si te sientes bien dando un paseo antes de comer, o si tu estómago se siente mejor si no comes, eso es bueno. También puedes sentirte mejor comiendo un pequeño tentempié como una banana o un batido de frutas antes de salir a caminar.

En cualquier caso, después del ejercicio, asegúrate de tomar un desayuno saludable y beber mucha agua.

Empezar el día con un pequeño paseo puede tener muchos beneficios para la salud. Puedes sentirte con más energía a lo largo del día, tener un mejor estado de ánimo y claridad mental, y dormir mejor por la noche. Asegúrate de estirar antes y después de la caminata y de beber mucha agua para mantenerte hidratado.

Puede interesarle: Pérdida de peso: ¿cómo perder grasa y no músculo?

Síguenos en Google Noticias