Bienestar

10 formas de moverse más en la vida diaria

Puede ser difícil encontrar tiempo para hacer ejercicio. Aquí tienes algunos consejos para seguir avanzando. Todos hemos dicho alguna vez: «¿Quién tiene tiempo para hacer ejercicio cuando es un…?». Sólo tienes que rellenar el espacio en blanco: padre o madre que trabaja, trabajador nocturno, empresario, estudiante, que se desplaza al trabajo o que se queda en casa para mantener a los niños. No eres el único que se pregunta cómo encajar el ejercicio en su día. He aquí un consejo que se aplica a todos ellos: intenta añadir algunas actividades adicionales a lo largo del día y de la semana para mantener tu cuerpo en movimiento. Unos pocos minutos extra de movimiento aquí y allá pueden sumar con el tiempo.

Aquí tienes 10 formas de moverte más a diario, sin tener que bloquear más tiempo en tu apretada agenda.

  1. subir por las escaleras

Sí, es muy aburrido y lo has escuchado un millón de veces. Pero es uno de los mejores consejos por una razón. Subir las escaleras en lugar del ascensor aumenta el ritmo cardíaco, ayuda a mantener el equilibrio y mejora la fuerza de las extremidades inferiores. Incluso puedes hacer algunas elevaciones de talón en el borde de un escalón para fortalecer las pantorrillas, o subir las escaleras de dos en dos. Sáltate el ascensor y tu cuerpo y tu corazón te lo agradecerán.

  1. Zancadas durante la compra

Cuando hagas la compra, prueba a hacer estocadas en los pasillos del supermercado mientras te agarras al carrito. El carro proporciona un buen punto de equilibrio y puedes hacer de 10 a 20 zancadas en una sola pasada, dependiendo de la longitud de los pasillos de tu supermercado. Atrévete, es sorprendentemente divertido.

  1. Realizar reuniones a pie

Si trabajas desde casa o has optado por las conferencias telefónicas virtuales, programa un paseo durante una conferencia al día. Si no necesitas mirar fijamente una pantalla mientras consultas hojas de cálculo, conecta tus auriculares, mete tu teléfono en el bolsillo y resuelve los problemas del mundo mientras caminas. Es una forma estupenda de mezclar tu rutina diaria. Y si trabajas en una oficina, lleva tus reuniones cara a cara al exterior. Caminar juntos refuerza el vínculo entre los miembros del equipo, e incluso se pueden obtener mejores ideas. Las investigaciones demuestran que caminar estimula la creatividad y mejora la agudeza mental.

  1. Sentarse en una pelota de ejercicios

Sustituye tu silla de escritorio por una pelota de estabilidad. Esto puede ayudar a aliviar el dolor de espalda y mejorar la postura, y mientras está sentado en la pelota puede hacer algunos estiramientos suaves de movilidad para el cuello, la pelvis y la columna vertebral. Intenta hacer un movimiento circular y mover la pelvis hacia dentro y hacia fuera para estimular los estabilizadores del núcleo. Si quieres trabajar los abdominales, también puedes probar a hacer abdominales u otros ejercicios con pelotas mientras estás sentado en tu escritorio.

  1. Actividad sexual

Las investigaciones demuestran que el sexo quema calorías a un ritmo de unas 3,1 calorías por minuto en el caso de las mujeres y de unas 4,2 calorías en el de los hombres. Así que, aunque no es lo mismo que hacer ejercicio físico fuerte, sí que puedes sudar durante el sexo. Diviértete, prueba nuevas posiciones y técnicas, y crea un vínculo con tu pareja mientras te mueves más.

  1. Estacionar lejos

Aunque debemos tener cuidado y ser conscientes de nuestro entorno, si estás en una zona segura y bien iluminada, considera la posibilidad de estacionar más lejos de la entrada a tu lugar de trabajo. Añadir unos minutos de caminata aquí y allá suma con el tiempo y puede aumentar tu número de pasos diarios.

  1. Organizar una fiesta para bailar

Retira los muebles de la habitación y pon música. Puedes hacerlo mientras preparas la cena, doblas la ropa o pasas la aspiradora. Bailar es una forma estupenda de quemar calorías y trabajar el equilibrio y la coordinación. Además, puedes convertirlo en un juego o un concurso con tus hijos. Tienen que aprender sobre el rock de los 80, ¿verdad? Pon algo de ACDC (o lo que sea que te haga mover los pies) y muévete.

  1. Adoptar una mascota

El refugio local siempre busca voluntarios para adoptar un perro. Pasarás más tiempo al aire libre, ayudarás a un perro, enseñarás a tus hijos a cuidar de los demás y pasarás tiempo de calidad en familia siendo activo y moviendo el cuerpo. Es una situación en la que todos ganan.

  1. Hacer ejercicio o estiramientos mientras se ve la televisión

Camina en una cinta de correr, utiliza una bicicleta estática, estírate en el suelo, utiliza pesas para fortalecer la parte superior e inferior del cuerpo o haz pilates durante tu próxima sesión de televisión. Si ves un programa de 30 minutos y te mueves todo el tiempo, ¡son 30 minutos de ejercicio que antes no tenías! Incluso puedes limitarte a ver los anuncios si te parece un buen punto de partida.

Mantén tu equipo de ejercicios cerca de tu área de visión y haz algunos ejercicios con el peso del cuerpo mientras ves la televisión. Unas pocas repeticiones de curl de bíceps, press de tríceps o levantamiento de brazos con pesos ligeros es todo lo que se necesita para mejorar drásticamente la fuerza, la postura y el bienestar de los brazos. Esto es especialmente cierto en el caso de las mujeres, que tienen un mayor riesgo de osteoporosis. Haz que el entrenamiento de fuerza forme parte de tu rutina para mantener tus huesos sanos y fuertes.

  1. Cambia tu noche de juegos en familia

En tu próxima noche de juegos en familia, sustituye las cartas o los juegos de mesa por juegos activos. Aquí tienes una lista para refrescar la memoria: el escondite, la búsqueda del tesoro, las carreras de sacos de papas, las sillas musicales, la rayuela, la cuerda para saltar, los concursos de aros… los juegos que jugabas de niño siguen siendo igual de divertidos hoy en día. Estos juegos pueden jugarse con personas de todas las edades, tanto en interiores como en exteriores.

También puede leer: Problemas de memoria y atención: los sorprendentes efectos de una ligera falta de agua