Dieta paleo: 7 consejos que te ayudarán a ponerla en práctica

 

Si buscas perder peso y al mismo tiempo cuidar tu salud, puedes probar la dieta paleo. Esta era la forma de alimentarse que seguían nuestros antepasados antes de la era industrial. Y es una forma de comer que se ha venido popularizando desde los años 80.

La dieta paleo tiene muchas ventajas y una de ellas es que permite lograr una buena figura sin sacrificar masa muscular, es más, permite aumentarla. ¿Y cómo lo hace? Incluyendo platos ricos en proteínas de origen animal y plantas con usos medicinales como moringa, graviola y ashwagandha.

Aunque no contempla el consumo de cereales y lácteos, se pueden incluir después de algún tiempo en porciones pequeñas. Conoce las 7 claves para entender y practicar la dieta paleo.

1.     Saca de la despensa los empaquetados

Antes de empezar con este régimen, debes sacar de tu alacena y refrigerador todos esos productos industrializados. Bota o regala todas las pastas, cereales, dulces y cualquier otro alimento que venga empaquetado, enlatado o en bolsas.

2.      Busca productos frescos y naturales

Debes decir adiós a las comidas chatarra y todo aquello que solías comprar en supermercados. Así que tus mejores aliados deberán ser de ahora en adelante los mercadillos populares de alimentos frescos y orgánicos.

3.     Las frutas están bien, pero…

Comer frutas es lo ideal en la dieta paleo, pero no debes abusar de las que son altas en calorías o bajas en fibra. Busca las frutas hipocalóricas, ricas en fibra y antioxidantes. Consume dos a tres porciones cada día y no incluyas las frutas secas ni los jugos porque tienen azúcar.

4.     Diversifica tu menú

La idea de la dieta paleo es que cada menú diario sea un hallazgo. Busca descubrir nuevas preparaciones para cada ingrediente. Si te gusta el plátano, pruébalo en una sopa y en diferentes combinaciones. Agrega hierbas y especias diferentes a todo.

5.     Bebe más agua

Tomar agua ayuda a reducir y mantener el peso. Bastará que consumas de 6 a 8 vasos de agua o líquidos cada día, con cero alcohol y azúcar. Puedes tomar café, té e infusiones (todo sin endulzantes) y beber jugos verdes de brócoli, repollo, apio, lechuga, zanahorias, etc.

6.     ¿Dulces? Busca los saludables

En la dieta paleo puedes incluirlos para calmar la ansiedad y subir el ánimo. El chocolate con 70% o más de cacao es el mejor dulce que puedes consumir. Come dos cuadraditos cada dos días. También puedes comer los pasteles con harina de castaña o coco, fruta fresca, miel o jarabe de arce.

7.     Ponte la meta de los 30 días

La dieta paleo puede hacerse durante un mes y después, si te sientes bien, puedes comenzar a adoptarla como un modo de vida. Es importante consultar con el dietista para  garantizar que sea una alimentación balanceada. Después de 30 días, se pueden incluir cereales, quesos y yogurt de manera gradual.

¿Quieres tener una alimentación más saludable? Prueba con esta dieta y conviértela en tu nuevo estilo de vida