Nutrición

La dieta baja en azúcar, versus dieta baja en grasa

publicidad

Un estudio muestra que después de 12 meses de dieta baja en azúcar (carbohidratos), personas obesas perdieron más peso que con dieta baja en grasas. Al tiempo que mejoraron ciertos parámetros de lípidos relacionados con el riesgo cardiovascular.

El debate entre la dieta baja en grasa y la dieta baja en azúcar o en carbohidratos ha estado en boga durante años; y cada una con sus defensores y detractores. El bajo contenido de carbohidratos parece conducir a una pérdida de peso; mucho más rápido que el bajo contenido de grasas, aunque esta diferencia tiende a desvanecerse después de 12 meses.

Pero a menudo se culpa a los bajos niveles de carbohidratos de ser malos para la salud cardiovascular; debido a su alto contenido en lípidos. En este nuevo estudio, 148 mujeres y hombres obesos, libres de enfermedades cardiovasculares y diabetes, fueron asignados al azar a dos grupos. Uno estaba en una dieta baja en carbohidratos (menos de 40 g por día), el otro en una dieta baja en grasas (menos del 30% de energía proveniente de la grasa).

Menos azúcar funciona mejor para tu peso y tu corazón

Ambos grupos recibieron asesoramiento dietético a intervalos regulares, pero no tenían objetivos calóricos numéricos. Al cabo de un año, los participantes del grupo de bajo contenido de carbohidratos mostraron una mayor pérdida de peso (en un promedio de 3,5 kg) y una mayor pérdida de masa (1,5 kg) que los del grupo de bajo contenido de grasa.

Además, la proporción total de colesterol/HDL-colesterol y triglicéridos también disminuyó más significativamente en el grupo de bajo contenido de carbohidratos. Estos resultados hacen que la dieta baja en carbohidratos sea una opción cada vez más defendible, y cuestionan las recomendaciones habituales que a menudo consideran la dieta baja en grasas como el patrón oro.

También te puede interesar leer: El azúcar aumenta el riesgo de desarrollo del cáncer de páncreas

Fuente:
Bazzano L.A. et al.,Effects of Low-Carbohydrate and Low-Fat Diets: A Randomized Trial. Ann Intern Med 161 (5): 309-318

Publicidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.